Ayer miércoles 8 de abril comenzaron los cursos para primer año del Ciclo Básico y en breve se dictarán clases sobre bioconstrucción para habitantes de la localidad de La Capuera. Los cursos, que se dictarán en un anexo del Polo Educativo de Los Arrayanes, se establecieron en base a un relevamiento realizado por la Intendencia de Maldonado sobre las necesidades de los habitantes del lugar.

Ese relevamiento detectó que los vecinos de La Capuera tenían interés en que se dictaran cursos de Educación Media.

La coordinadora del nuevo centro educativo, Rosario Almantos, señaló que los cursos cubren las necesidades de muchos adolescentes de la zona que hasta ahora debían desplazarse a Pan de Azúcar o Piriápolis para estudiar con los costos y riesgos que eso implica: esperar ómnibus en la ruta, permanecer en la calle esperando y desenvolverse solos en la vía pública.

El anexo comenzó a funcionar ayer con dos grupos de primer año, explicó el director del Polo Educativo Los Arrayanes, Luis Marco. Durante la presente semana se seguirán inscribiendo interesados. Hasta ahora, cada grupo tiene 16 alumnos pero hay capacidad para 25 chicos en cada clase.

Techo propio

Los cursos se dictan en aulas metálicas instaladas en los fondos de la escuela pública Nº 108. Durante este año se construirá un edificio, contiguo a la escuela, que permitirá ampliar la capacidad del centro de estudios.

El Ciclo Básico que ofrece el anexo funciona en la modalidad “extendido”. Marco indicó que los estudiantes ingresan a las 7.30 horas y reciben las materias curriculares hasta las 13.05. Luego almuerzan en el centro, a menos que prefieran hacerlo en sus casas, y después tienen actividades diversas, que están a cargo de docentes y de estudiantes del Polo Los Arrayanes, sobre recursos naturales, informática, medios audiovisuales, agrarias. La intención es que los estudiantes adquieran información útil a la hora de optar por un bachillerato, señaló.

Almantos, en tanto, dijo que desde el anexo, también se brinda información a la comunidad sobre cursos disponibles en la órbita de la UTU. Para el año próximo se proyecta dar clases para jóvenes mayores de 15 años en la modalidad extraedad.

Además, comenzó un trabajo con todos los habitantes de La Capuera que apunta a afianzar articulaciones con UTU, con el Centro Comunal, con el Municipio de Piriápolis, con el centro Caif, con la escuela y con la policlínica de ASSE, indica desde la Unidad de Alfabetización Digital de UTU.

La docente Daniela Gonçalvez indicó que “por sobre todo se busca estimular a los chicos para que continúen su formación y obtengan herramientas para desenvolverse en el mundo laboral”. Para eso, continuará el trabajo, coordinado con la IDM, para reunir las inquietudes y necesidades de formación existentes y, de esa forma, contribuir con el desarrollo local.

Por otra parte, en el anexo empezará una capacitación sobre bioconstrucción, dictada por la Intendencia de Maldonado, abierta a todo público. Este curso busca dar formación a quienes necesiten construir su vivienda y también a aquellas personas interesadas en una salida laboral.

Contenido publicitario