Un condenado y un formalizado por estafas

Los delincuentes llamaban a sus víctimas haciéndose pasar por sus nietos y les hacían el cuento del tío para robarles dinero o joyas

Efectivos del Departamento de Estafas del Distrito IV de la Jefatura de Maldonado trabajaron en la investigación de cuatro estafas cometidas entre los meses de mayo y junio en perjuicio de per-sonas mayores. Los delincuentes llamaban a sus víctimas haciéndose pasar por sus nietos e inventando alguna mentira entre las que figuraba un plan de recambio de billetes o una nueva normativa por la que había que depositar las joyas en un banco, lograban hacerse de efectivo o joyas.
El 15 de junio, en un operativo de control, fue identificado E.J.F.M. de 21 años cuando conducía un vehículo que había sido utilizado en dos de estas maniobras.
La investigación continuó y el pasado jueves 30, E.J.F.M. fue ubicado en la localidad de Chapi-cuy en Paysandú junto a dos acompañantes identificados como Gonzalo Daniel Rey Moreira, de 23 años y otro hombre mayor de edad.

Enterada la fiscalía actuante de tercer turno dispuso el cese de detención con emplazamiento del tercer sujeto y la conducción de los otros dos a su despacho.
Realizada la instancia en el Juzgado Penal de 11° Turno fue dispuesta la condena de Gonzalo Daniel Rey Moreira como autor penalmente responsable de dos delitos de estafa, especialmente agravados, en régimen de reiteración real a la pena de quince meses de prisión efectiva.
También fue dispuesta la formalización de la investigación para E.J.F.M. por la presunta comisión de cuatro delitos de estafa en régimen de reiteración real, dos de ellos especialmente agravados en calidad de coautor y dispuso como medida cautelar su prisión preventiva por el plazo de ciento ochenta días.

Por una batería

Eduardo Baduña Machado, de 21 años fue condenado como autor penalmente responsa-ble de un delito de violencia privada en régimen de reiteración real con un delito de hurto, a la pena de cinco meses de prisión efectiva. Todo comenzó el jueves 30 de junio en la calle Inde-pendencia del barrio Perlita donde un hombre fue golpeado para robarle una batería.
Los policías que entrevistaron a la víctima determinaron las características del ladrón (que no era la primera vez que lo robaba) y minutos después lo localizaron, pero sin la batería. Igual fue detenido.

A la cárcel

Maximiliano Javier Melgarejo Suárez, de 31 años y poseedor de varios antecedentes penales deberá estar cinco meses tras las rejas luego de que fuera hallado culpable de un delito de hurto especialmente agravado por la penetración domiciliaria, en grado de tentativa. El pasado jueves la Policía fue alertada sobre la presencia de un extraño que salía de una casa ubicada en parada 12. Los policías que acudieron al llamado lo localizaron en las inmediaciones y lo derivaron a la Seccional Policial en calidad de detenido.