El artículo 295º de la Constitución de la República establece: “Los cargos de miembros de Juntas Departamentales y de Juntas Locales serán honorarios. Los Intendentes percibirán la remuneración que les fije la Junta Departamental con anterioridad a su elección. Su monto no podrá ser alterado durante el término de sus mandatos”. Es un debate que se da cada cinco años. En este caso particular de Maldonado es un debate y una decisión que deberá adoptar la Junta Departamental luego de diez años, ya que, en el año 2015, el legislativo departamental tenía mayoría de ediles frenteamplistas -17- contra la minoría de catorce de la oposición. Empero, la Junta Departamental no se expidió antes de la elección por lo que el sueldo del jefe comunal que asumiría en julio de ese año, fue el aprobado antes de las elecciones de mayo del 2010. El actual sueldo del jefe comunal, $519.886, fue fijado durante la legislatura cuando el Frente Amplio era el oficialismo.

Se asegura que la próxima semana –tal como lo establece la norma constitucional, el plenario de ediles deberá expedirse fijando la remuneración que el jefe comunal que resulte electo de las elecciones del próximo 27 de setiembre. En realidad, el próximo intendente no cobrará el sueldo entero. Apenas recibirá el resultado de dividir su sueldo por veinticinco y multiplicarlo por los escasos días que se desempeñará en el cargo en su primer mes de gobierno. Sucede que el próximo intendente asumirá el 27 de noviembre.

Opiniones

En las últimas horas se conocieron varias propuestas al respecto. Desde el Frente Amplio se plantea que el intendente gane igual que un senador de la República. 

Mientras tanto, el diputado nacionalista y candidato por el sector Unión y Cambio Rodrigo Blás, publicó en las últimas horas en sus redes sociales su propuesta de rebajar el sueldo del jefe comunal a la mitad. “Hemos instruido a nuestros ediles para que determinen una rebaja del 50 por ciento del sueldo del futuro intendente de Maldonado. Así lo amerita la situación del país y el departamento, dijo el candidato en su cuenta de Twitter. Y agregó: “Nuestra preocupación es transformar la situación del departamento y no cuánto cobramos por eso”. La rebaja significa un ahorro para la población de Maldonado de casi 400 mil dólares en el periodo, agregó.

En tanto, según se sabe, Enrique Antia mandó en febrero un mensaje a legislativo comunal rebajando el sueldo del futuro intendente un 15%, igualándolo así a los sueldos de Intendencias como Canelones o Florida. El tema está desde entonces en la junta departamental y no ha sido tratado.

Mientras tanto, consultado por Correo de Punta del Este, Eduardo Elinger, sostuvo estar de acuerdo con la rebaja del 50 por ciento “para acompañar la actual realidad económica del país y del departamento”. “Los diputados, por ejemplo, hemos sido los primeros en poner en práctica reducciones salariales”. Para el legislador colorado el intendente de Maldonado gana un salario “demasiado significativo y por fuera de la realidad de cualquier jerarca a nivel nacional” y aunque no desconoce la responsabilidad del cargo y su dedicación, tampoco puede desconocer la actual coyuntura “que estamos viviendo todos los uruguayos y por ende los maldonadenses”.

Otro candidato que coincide en la necesidad de que el próximo que ocupe el sillón del quinto piso debe percibir menos sueldo es Sebastián Cal, de Cabildo Abierto. “Realmente yo no sé a cuánto hay que bajarlo, pero que es un despropósito, sin duda, más en un momento como el que estamos viviendo, que hay que dar todas las señales de ahorro posible”.

El nuevo sueldo que será votado en los próximos días comenzará a regir desde el 27 de noviembre del presente año, día en que asuma el próximo jefe comunal.

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre