La organización Socobioma informó que en las últimas horas, un elefante marino macho salió a descansar en la parada 1 de la Playa Mansa y solicitó la ayuda “de todos para pedir a la gente que NO se acerque a sacarse fotos, que no lo quieran devolver al mar y que no dejen que se acerquen mascotas”.

Los elefantes marinos llegan desde el Sur de Argentina en su viaje de alimentación. Salen a la playa, adonde pueden permanecer varios días, a descansar y cambiar la piel. Necesitan tranquilidad y como sienten frío buscan estar al sol, por eso se pide que no se los moje, tampoco necesitan ser alimentados. Y se solicita además, cuidar que las mascotas no lo molesten.

 

Contenido publicitario