El juez Penal de Turno dictó sentencia definitiva en un proceso abreviado y condenó a un hombre de iniciales J.N.M.P. de 25 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de tráfico interno de armas en la modalidad de adquisición y uno de porte de armas de fuego en espacios públicos, ambos en reiteración real. Lo condenó a la pena de ocho meses de prisión vigilada debiendo cumplir las siguientes condiciones: residir en domicilio específico, presentarse una vez por semana en la Seccional más próxima a su domicilio y la prohibición de portar armas de fuego, con descuento de la detención sufrida.
En horas de la noche del 27 efectivos policiales que realizaban patrullaje preventivo en lacalle Matheo Moleras del barrio Maldonado Nuevo identificaron a un hombre que se encontraba frente a un comercio y que al ver el móvil policial se mostró demasiado nervioso. Al pasarle revista los policías actuantes hallaron entre sus ropas un arma de fuego con seis proyectiles.
En ese momento el arma fue incautada y el sujeto conducido a las instalaciones del Área de Investigadores del Distrito II. Posteriormente por orden fiscal, compareció en la Sede Letrada donde fue dispuesta la medida de marras.

Contenido publicitario