pasillocarcelUn episodio suscitado hace un par de semanas en el barrio Maldonado Nuevo derivó en la hombre debió ser internado tras recibir un disparo de arma de fuego. La riña se suscitó el pasado 23 de mayo y en horas de la madrugada personal de la Seccional 6ª tomó conocimiento de que en el Sanatorio Cantegril habría ingresado un hombre herido de arma de fuego.
Los efectivos policiales se constituyeron en el nosocomio e indagaron al acompañante del herido, que lo había trasladado. El hombre narró que se encontraban en un centro nocturno de aquel barrio cuando su compañero comenzó a discutir con otro hombre. Este individuo sacó un arma de fuego y le efectuó un disparo que le hirió en el muslo izquierdo.
Averiguado el herido expresó que el sujeto lo increpó cuando ingresó al local cuestionándole asuntos personales. Luego le mostró el arma de fuego y más tarde, encontrándose fuera del recinto lo hirió en la pierna.
Pasaron los días y este miércoles 3 de junio se presentó voluntariamente el requerido expresando que se encontraba en la Ciudad de Chuy ya que desconocía la situación. También dijo que la riña fue por causa de una mujer y que el arma de fuego la portaba el otro masculino.
El magistrado en lo penal de 2º Turno dispuso el procesamiento con prisión de A. J. P. C. de 27 años por un delito de lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego.

Receptación

La justicia también procesó finalmente a una mujer, comerciante de San Carlos, que tenía en su poder artículos robados de un templo religioso ubicado en las cercanías de la terminal de Maldonado, sobre la calle 18 de julio.

Se trata de una señora de 38 años de edad que fuera detenida por el personal de la Brigada de Hurtos de la Seccional 2ª, en la Ciudad de San Carlos, tras incautársele algunos de los efectos sustraídos en el centro religioso.
La mujer en cuestión es propietaria de un bar y es poseedora de antecedentes penales. Al ser indagada sobre el tema expresó haber comprado los efectos a un hombre que conoce de vista, del cual desconoce datos.
Finalizadas las instancias policiales, la Justicia Penal de 10º Turno dispuso su procesamiento con prisión. Mildrey Belén Pérez Rodríguez fue imputada de la presunta comisión de un delito de Receptación.

De fin de semana

Un procedimiento realizado por la Dirección de Investigaciones derivó en el procesamiento de otros dos individuos. Todo comenzó cuando este miércoles los efectivos de la repartición recibieron una comunicación de la Mesa Central de Operaciones dando cuenta de que un sujeto que se hallaba requerido por la Sede Penal de 2º Turno de Maldonado había sido detenido en la ciudad de Carmelo, en Colonia. La dirección realizó las coordinaciones pertinentes para su traslado a Maldonado, donde fue indagado. A su vez, recibió la información de que existía una denuncia en su contra presentada en el año 2013 en el Destacamento Sauce de Portezuelo. En este caso, un hombre de 39 años lo acusó de incumplir un trato que mantenían por el alquiler de un local y maquinaria comercial. El acusado había huido del departamento luego de apropiarse de un dinero que el denunciante le había entregado.
Así es que Daniel Enrique Camblong González de 54 años, poseedor de antecedentes penales, fue procesado por la comisión de un delito de Receptación.

El otro hombre procesado es el propietario del local en cuestión, al cual Camblong manifestó haber entregado la llave antes de retirarse del departamento.
Enterada la Justicia competente dispuso la detención del propietario del local y su conducción a la Sede conjuntamente con la conducción de Camblong, finalizada la instancia judicial resultó el procesamiento de ambos masculinos.

L.A.A.C. de 50 años, fue procesado sin prisión por la comisión de un delito de apropiación indebida. Como medida sustitutiva a la prisión, ambos deberán cumplir arresto de fin de semana, desde las 16 horas del día sábado hasta las 20 horas del domingo, por un lapso de tres meses en la Seccional de su domicilio.

 

Contenido publicitario