Un hombre la emprendió a machetazos contra el amante de su novia

 

La Justicia impuso ayer medidas cautelares para un hombre que en la madrugada del lunes agredió al amante de su pareja dándole varios golpes con un machete.
El incidente involucra dos hombres y una mujer, los tres empleados de un complejo hotelero de la playa Mansa.
El caso ocurrió en la vivienda del barrio “Los Olivos”. El ahora encausado, le regaló un anillo de compromiso a su pareja y le entregó un teléfono celular provisto de varias aplicaciones. Entre ellas, una para rastrearla a la distancia, sin que su novia se enterara de la situación, según consignó la emisora local Fm Gente.
En la noche del domingo, la mujer le dijo que en la madrugada del lunes viajaría a Montevideo y que regresaría al terminar la jornada.
El hombre, sospechando de lo que le dijo la mujer, activó el rastreador lo que le permitió establecer que en realidad su novia no había viajado a la capital. En realidad, se había dirigido a una vivienda del barrio Los Olivos. En la planta alta de la casa la esperaba su amante, el otro hombre que también trabaja en el complejo hotelero con ambos.
La pareja de la mujer subió a su vehículo y con un machete se dirigió a la referida vivienda.
Los padres del amante de su novia que viven en la planta baja de la casa fueron despertados por los gritos del sujeto. Pensando que se trataba de un asalto de inmediato alertaron a la Policía de la existencia de un sujeto que machete en mano y a los gritos exigía la presencia de su novia.
El atacante subió la escalera donde fue interceptado por el amante, y también su compañero de trabajo, a quien le aplicó varios golpes con el machete. En tanto, la mujer se había escondido detrás de la puerta de la habitación.La llegada de los efectivos impidió que en el lugar ocurriera una tragedia. El hombre fue detenido y la víctima conducida al hospital de Maldonado. Las heridas no revisten gravedad.
En la noche del martes, el juez penal de 4º turno, Darwin Rampoldi, a pedido de la Fiscalía, quien formalizó el pedido, le imputó al atacante dos delitos de violación de domicilio y un delito de tentativa de homicidio, todos en reiteración real.
Como medida cautelar el juez le impuso la prisión domiciliaria con la sola autorización para concurrir a trabajar. Además, se le retuvo el pasaporte y la cédula de identidad. El plazo de las medidas cautelares es de 90 días. Además, le impuso la prohibición de acercarse a la mujer, al hijo y al padre de ésta.