El magistrado de 11º turno dispuso la Formalización de la investigación respecto a Carlos Washington Bitencourtt de los Santos, de 26 años de edad, poseedor de antecedentes penales, y lo envió a Las Rosas a cumplir una condena de 11 meses de reclusión. El sujeto, que estaba siendo buscado por la Policía, fue hallado autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravada y tendrá que hacerse cargo de los gastos generados al Estado por alojamiento, vestimenta y alimentación.
Todo comenzó hace algo más de una semana. El miércoles 23 de mayo una mujer se presentó en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado, sita en la calle 18 de julio, y denunció al individuo. Dijo que tras haber terminado la relación entre ambos, el hombre se tornó agresivo y la amenazó de muerte con un arma de fuego. También llegó a rociarla con combustible.
Enterada la justicia competente fue dispuesta la orden de detención del sujeto. Para ello se slciit´la colaboracion de la ciudadanía y la jefatura difundió su retrato. Una localizado compareció ante la justicia competente resultando su condena.

Vehículo recuperado
El magistrado de 11º turno dispuso la suspensión condicional de un proceso formalizado a un adolescente de 16 años de edad, que asumió la obligación de cumplir las condiciones acordadas de residir en un domicilio fijado y el arresto domiciliario nocturno, todo ello por el plazo de cuatro meses. La Fiscalía atribuyó al joven la presunta comisión de una infracción grave a la ley tipificada como un delito de hurto.
En horas de la tarde del pasado martes 29 de mayo efectivos de la Seccional Primera recibieron una denuncia de hurto de una moto marca Baccio, de 110cc, que se encontraba estacionada en Tobías Polakof (excontinuación 25 de mayo) casi Elbio Rivero.
Casualmente, en esos momentos se estaba llevando a cabo un operativo policial en el cuál un sujeto que se desplazaba en moto cayó al pavimento tras perder el dominio del vehículo. En ese momento se constató que el individuo carecía de toda documentación del vehículo por lo que fue derivado a la comisaría.
Una vez en la seccional, la denunciante del hurto reconoció el vehículo incautado como el propio, por lo que tras la confección de las actuaciones correspondientes le fue reintegrado. El joven ya está cumpliendo la medida ordenada por la justicia.

Contenido publicitario