En horas de la tarde del lunes, un hombre se presentó en la Seccional Tercera para denunciar una rapiña en su comercio, una panadería. Dijo que ingresó un hombre portando un arma de fuego y amenazó al empleado para que le entregara dinero.
Pero la víctima se percató de que era un arma de juguete, por lo que le hizo frente y logró que se fuera. Mientras corría, el delincuente amenazó de muerte al empleado. Poco después la Policía lo detuvo y el individuo estaba ayer en manos de la Fiscalía.

Efectivo resultado
La justicia de Maldonado también condenó a un hombre de 26 años de edad como autor penalmente responsable de un delito de tráfico interno de armas y municiones, en reiteración real, con un delito de uso de arma de fuego en lugares públicos. Cumplirá doce meses de prisión con descuento de la detención sufrida a cumplirse bajo el régimen de Libertad Vigilada. Deberá someterse a tratamiento para dejar el consumo problemático de sustancias estupefacientes por el plazo máximo de doce meses y cumplir arresto domiciliario en horario determinado.
El hombre fue detenido el domingo en un operativo policial realizado en la Ruta Interbalnearia, jurisdicción de la Seccional 5ta, cuando iba en un automóvil marca Nissan con otras personas. Dentro del automóvil fue hallada sustancia vegetal estupefaciente, un arma de fuego y sus respectivos proyectiles. El arma no tenía documentación.