El magistrado Penal de 4to. Turno dispuso la formalización de un hombre de 38 años de edad por la presunta comisión de un delito de desacato agravado tras agredir a su expareja. Como medida cautelar deberá cumplir arresto domiciliario total por el plazo de seis meses, con excepción del horario laboral; tendrá la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de su víctima y colocarse un dispositivo de monitoreo electrónico hasta el día 3 de agosto del corriente año.
El pasado 10 de enero una mujer se presentó en la Unidad Especializada de Violencia Doméstica y de Género de Piriápolis y radicó una denuncia por amenazas de muerte hacia ella y su hija por parte de su expareja. Realizadas las debidas actuaciones, la justicia dispuso las medidas cautelares pertinentes. Pero el pasado 3 de febrero, la mujer narró a los efectivos policiales que su expareja estaba incumpliendo las medidas correspondientes y pretendía ingresar a su casa. Tras realizar las actuaciones correspondientes, el sujeto fue puesto a disposición de la justicia, que dispuso las medidas de marras.