El pasado domingo el magistrado actuante de 11º turno dispuso la condena de Johnny Leonardo Ribas Umpiérrez, de 31 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de lesiones personales, por lo que lo remitió a cumplir la pena de tres meses de prisión. También fue condenada Noelia Joana Rosas Lladó, de 32 años de edad, poseedora de antecedentes penales, como autora penalmente responsable de un delito de lesiones personales agravado. La mujer deberá pasar cuatro meses en prisión.
El caso se remonta al pasado sábado 31 de agosto, cuando en la calle Colonia se produjo un “desorden con arma blanca” y alguien llamó a la Policía. Los efectivos se entrevistaron con los denunciantes, quienes manifestaron que Ribas intentó agredir con un arma blanca a la víctima, mientras Rosas le arrojaba piedras. Ya están los dos en sendos calabozos aprendiendo a controlar sus ímpetus.