abusoUn joven de 21 años de edad fue procesado sin prisión en un juzgado penal de la ciudad de San Carlos acusado de atentado violento al pudor tras haber abusado de su sobrina, una adolescente de 14 años. La denuncia del hecho fue radicada el pasado 13 de enero en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de la ciudad, donde se acusó al joven de abusar sexualmente de la menor.
Según la denuncia, los hechos se estaban produciendo desde dos años antes, cuando la chica había comenzado a pernoctar en el domicilio de su abuela paterna, donde también vive el ahora procesado. Según dichos de la víctima, el abuso se daba en forma de manoseos y mediante amenazas con agresiones físicas.
Una vez que tomó conocimiento de la situación, la madre de la menor radicó la denuncia correspondiente. Enterada del caso, la justicia ordenó las pericias pertinentes, emplazó a las partes y ordenó la conducción del denunciado a la sede judicial.
De la audiencia llevada a cabo por la jueza de Feria, surgió el procesamiento sin prisión del joven, quien fue imputado de un delito de Atentado Violento al Pudor “por encuadrar su conducta en lo dispuesto por los arts. 30, 273 del CP y por tanto su enjuiciamiento bajo la referida imputación”. Como medida alternativa, el joven deberá concurrir a la seccional policial más próxima a su domicilio por el termino de 90 días, tres veces por semana, por tres horas, y una medida de no acercamiento por el plazo de 90 días respecto a la víctima. También deberá acreditar que inició un tratamiento psicológico y psiquiátrico en un plazo de 15 días.

Encerrado por hurto

Un procedimiento realizado en conjunto por efectivos de las seccionales Tercera y Undécima logró la aclaración de dos ilícitos y el consiguiente procesamiento con prisión de un individuo con varios antecedentes penales identificado como Richard Fabián Maidana Martínez. El individuo fue imputado de dos delitos de hurto especialmente agravados, uno por la pluriparticipacion y la penetración domiciliaria y el otro por la penetración domiciliaria en grado de tentativa.
El primero de los casos tuvo lugar en la ciudad de Pan de Azúcar en el mes de diciembre pasado. El sujeto ingresó a un domicilio particular, pero fue sorprendido por su propietaria por lo que se retiró sin lograr llevarse consigo efecto alguno; la damnificada radicó la denuncia correspondiente.
Más tarde, el día 2 de enero, en la ciudad de Piriápolis, el individuo fue avistado por personal policial junto a otras dos personas, retirándose de una finca en actitud sospechosa al momento de activarse la alarma. En este caso los tres se dieron a la fuga en un automóvil. El sujeto había ingresado al domicilio después de romper una ventana y había hurtado algunos efectos, por lo que el propietario de la finca radicó la denuncia,
Luego de realizadas las actuaciones pertinentes, y mediante orden de allanamiento, la Policía detuvo al inculpado y lo puso a disposición de la justicia.

Las entradas

El pasado miércoles 14 un ciudadano se presentó en la Seccional Primera y radicó una denuncia escrita contra dos personas por apropiación indebida. El hombre refirió que el pasado 18 de diciembre entregó a una chica de 17 años de edad, luego de coordinar con un masculino, entradas para una “Fiesta Box” por el valor de U$S 1400, que la joven debía “liquidar antes del día 31 del mismo mes, a los efectos que se vendieran”. El denunciante dijo que luego intentó comunicarse con dichas personas pero le resultó imposible porque no le respondían ni los llamados ni los mensajes.
Recibida la denuncia, la Policía condujo a los implicados a la comisaría. Realizadas las indagaciones de rigor, la menor declaró -en presencia de un mayor responsable- “que ella se contacto mediante una red social con una persona y ella lo derivó con el denunciante y que era para vender entradas para una fiesta. Que de las 20 entradas que le fueron entregadas para vender, ella vendió 15, que parte del dinero lo utilizó para comprarse prendas, y otra parte se lo hurtaron en la playa con las 5 entradas restantes y lo demás se lo gastó en salidas con las amigas, y que el denunciado tenía conocimiento que ella había utilizado el dinero en gastos”.
La joven pasó luego a relatar la misma historia a la jueza a cargo del caso, quien dispuso iniciarle un procedimiento de adolescente infractora “por la infracción grave tipificada por el Derecho Penal como un delito de Apropiación Indebida. Asimismo, dispuso como medida cautelar su obligación de guardar arresto domiciliario en horas nocturnas por el término de 60 días, así como su presentación en el Centro La Estación de INAU.
El sujeto, de 28 años, fue procesado sin prisión por la comisión del mismo delito y deberá guardar arresto domiciliario en horas nocturnas por el término de seis meses.

Mujer atrapa mujer

El pasado 14 de enero hacia la hora 13, una ciudadana llamó a la Seccional Décima de Punta del Este para denunciar que le habían hurtado efectos de su apartamento y que tenía demorada a la autora del hecho.
Los efectivos fueron al lugar y detuvieron a la presunta ladrona, que poseía antecedentes penales. La damnificada, en tanto, presentó la denuncia de hurto, según la cual, le habían sustraído varias prendas de vestir, un reloj, un amplificador de señal wifi, un perfume, un control remoto, U$S 800 y $ 5.000. La mujer dijo que había detectado que le faltaba dinero desde que la detenida había comenzado a trabajar en su casa.
Elevadas las actuaciones policiales a la Sede Penal de Cuarto Turno, la magistrada actuante determinó el procesamiento sin prisión de Sindy Tathiana Palacio Da Rosa, de 24 años de edad, poseedora de antecedentes penales, imputada de un delito Continuado de Hurto. Como medida sustitutiva a la prisión, la joven deberá cumplir arresto domiciliario total por el término de 90 días.

Contenido publicitario