comisaria

Un hombre sin antecedentes penales cuya casa de la ciudad de San Carlos fue allanada hace poco, aseguró a la Policía que había encontrado en “un arroyo” diversos efectos que se le incautaron. Entre ellos, había nada menos que un kilo de cocaína, mucho dinero y varias armas de diverso calibre. El hombre se defendió arguyendo que parte de todo eso había sido parte de un hallazgo que tuvo la fortuna de realizar gracias a la resaca que dejaron las inundaciones que tuvieron lugar hace unos meses en aquella zona. En ese momento había aparecido, por casualidad, un paquete con un $ 1:210.000 y 15.900 dólares. Cosas que le ocurren a cualquiera.

La curiosa confesión tuvo lugar en el juzgado letrado de primer turno de San Carlos ante la jueza Adriana Navarro. “Lo encontré todo en la orilla del arroyo luego de las inundaciones. Pero no me lo traje todo junto”, explicó el sujeto. Dijo que en una ocasión encontró la droga, en otra las armas y por último el dinero. Todo en paquetes debidamente embalados y atados, como pidiendo que se los llevaran.
El hombre también explicó que tenía la desgracia de estar desocupado desde hacía un par de meses por lo que se tomó el atrevimiento de usar parte del dinero hallado para sobrevivir decentemente. Lamentablemente, su versión no convenció a los operadores del sistema judicial. A pedido del fiscal, la magistrada dispuso que el sujeto, E.A.J.P., de 33 años de edad, fuera a prisión a purgar “un delito de violación a la ley de estupefacientes en la modalidad de tenencia no para consumo en régimen de reiteración real con un delito continuado de receptación”.

En el allanamiento, realizado por numerosos efectivos, que hasta tuvo el apoyo del plantel de perros, se había hallado lo siguiente: $ 1:210.350, U$S 15.921, un envoltorio con 1.058 kg de cocaína, 3 celulares, 1 pistola calibre 32, 1 revólver calibre 45, 2 revólveres calibre 32, dos escopetas calibre 12, 1 escopeta calibre 16, 2 rifles calibre 22, 1 rifle calibre 25, 1 handy, cartuchos y municiones de diferentes calibres, 1 machete, 4 caños de chumbera, 2 binoculares y un play station.

Contenido publicitario