La magistrada Letrada de 11º Turno dispuso la condena de Jonathan Edgardo González Martínez, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de desacato por incumplimiento de medida cautelar. Ahora pasará seis meses en prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido y serán de su cargo las prestaciones accesorias legales de rigor.
El hombre ya había sido detenido varias veces por la Unidad Especializada en Violencia Doméstica. En cada oportunidad, se le había advertido que no podía seguir molestando a quien lo había denunciado, su hermana y su madre, y que tenía la prohibición de acercárseles. Por testarudo ahora pasará entre rejas hasta principios de febrero.

Prisión y medidas
La magistrada también dispuso la condena de un hombre de 22 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravada y reiterados delitos de desacato por incumplimiento de medidas cautelares, todos en régimen de reiteración real.
Lo condenó a la pena de once meses de prisión, que será cumplida de la siguiente manera: un mes de prisión efectiva y los siguientes diez meses en régimen de Libertad Vigilada bajo las condiciones de: a) residir en domicilio fijado en la audiencia, b) estar sujeto a la vigilancia y orientación de la OSLA, c) prohibición de comunicación por cualquier medio y acercamiento de 500 metros a la denunciante y su domicilio, d) portar un dispositivo de monitoreo electrónico, d) presentarse en la Seccional policial de su domicilio una vez por semana.
En el mes de enero de este año, el imputado fue denunciado por su madre por agresiones físicas y verbales. En esa oportunidad fue intervenido por los efectivos de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y se dispuesto su retiro del hogar con prohibición de acercamiento. Tras una nueva intervención Policíal por incumplimiento de las medidas judiciales, la magistrada dispuso la condena de marras.

Contenido publicitario