policiasEl titular de la Sede Penal de Segundo Turno de Maldonado dictaminó el procesamiento sin prisión de un hombre de iniciales J.L.A.P., por la comisión de un delito de apropiación indebida. Como medida sustitutiva, el individuo deberá prestar servicio comunitario durante 12 horas semanales, por el período de 10 meses, por lo que hará trabajos de carpintería en la Escuela Nro. 27 del Barrio INVE.

El procesamiento se encuentra relacionado con una denuncia presentada en la Dirección de Investigaciones por un aboga en representación de un ciudadano argentino. En su nota, el abogado aseguró que su cliente, propietario de un inmueble ubicado en zona de Laguna del Sauce, solicitó a fines del año 2013 el servicio de un carpintero a través de un sitio Web. El carpintero fue contratado para construir caballerizas de ofrecimiento de servicios varios, solicitando la instalación de caballerizas a un costo de caballerizas. El presupuesto era de U$S 14.000 y el trabajador solicitó por adelantado la mitad de ese importe para la compra de materiales. Luego, por un contrato firmado el 22 de enero pasado se comprometió a concluir la obra en un lapso de 60 días.

Transcurrido el tiempo el denunciante no tuvo noticia alguna del denunciado. En el mes de mayo se comunicó con él, pero solo recibió “evasivas, excusas y falsas justificaciones”. Cuando el caso llegó a la justicia, el trabajador fue contactado por la Policía de Montevideo y llegó a los estrados judiciales, donde se lo procesó por “apropiación indebida”.

Dos pesados a la cárcel

El mismo magistrado también procesó con prisión a dos sujetos de abundante prontuario que habían cometido una rapiña en un establecimiento comercial de Pan de Azúcar. Oscar Fernando Pereira Pereira, fue imputado de la comisión de un delito de Rapiña Especialmente Agravada y Ricardo Daniel Pérez, de un delito de Rapiña Especialmente Agravada en Reiteración Real con un delito de Acometimiento con Arma Apropiada.

El pasado sábado 6, ambos sujetos, junto a un cómplice, habían perpetrado la rapiña en una whiskería ubicada en el Km 109 de la Ruta Nacional N º9, jurisdicción de Seccional Tercera. El trío se hallaba en el local cuando se originó una riña. Uno de ellos comenzó a efectuar disparos con un arma de fuego hacia el techo, mientras sus dos compañeros destrozaban botellas de bebidas. Aprovechando el alboroto, los delincuentes se llevaron una caja que contenía la recaudación del comercio, aproximadamente 15.000 pesos.

Personal de la seccional actuante se abocó inmediatamente a la investigación del hecho y logró identificar a los autores. Más tarde realizó un allanamiento en una finca del Balneario Buenos Aires, con el apoyo de efectivos Grupo Especial de Operaciones (GEO) y del Plantel de Perros. Allí atraparon a dos de los participantes del hecho y se incautaron de diversos efectos, entre ellos un revolver Smith & Wesson 357 con seis cartuchos vivos, aproximadamente $ 15.000 y una pistola de aire comprimido. Los individuos admitieron su participación en el robo y marcharon a la cárcel.

Nada menor

Por otra parte, un menor de edad fue detenido el pasado sábado en posesión de una moto robada, por lo que fue sometido a la justicia. El hecho ocurrió hacia las 3:45 de la mañana. Una dotación del Cuerpo de Radio Patrulla se encontraba realizando recorridas por Avenida Cabildo en procura de la detención de los autores de una tentativa de hurto de una moto, cuando avistaron a dos sujetos en actitud sospechosa. Ambos circulaban en una motocicleta Baccio Px color negra y al percatarse de la presencia policial se dieron a la fuga, pero fueron detenidos poco después. Uno era un adolescente de 16 años y el otro tenía 18. Cuando se les preguntó sobre la procedencia del vehículo manifestaron haberla hurtado en inmediaciones de la Parada 23, por lo que fueron conducidos a la Seccional Primera.

La propietaria de la moto radicó luego la denuncia del robo y los jóvenes pasaron a disposición del magistrado de turno. Éste inició al más joven un procedimiento como Adolescente Infractor, de acuerdo a lo previsto en el art. 76 del CNA por la infracción tipificada por el derecho penal como Delito de Hurto. También ordenó que se realizaran informes psicológicos y sociales en un plazo de 20 días y dispuso su arresto domiciliario nocturno y “su concurrencia al Centro La Estación de INAU para que se le brinde orientación y apoyo por el plazo de 90 días”.

Chorros carolinos

La justicia carolina también procesó a varias personas dedicadas al hurto de la propiedad ajena. Uno de los casos se registró en la avenida Ceberio y Rincón, donde un sujeto de 21 años que acababa de robar una costosa botella de whisky en un supermercado fue detenido por un ciudadano. La magistrada actuante envió con prisión a quien fue identificado como Horacio Martín Correa González, poseedor de antecedentes penales, por “un delito de Hurto Agravado por ser sobre las cosas expuestas al público en Grado de Tentativa”.

Otros dos individuos fueron procesados sin prisión por tener en su poder partes de motos que habían sido robadas en esa ciudad. Los artículos fueron hallados en su vivienda de la calle Fernández Chávez. Los sujetos de iniciales C.R.P y L.R.P. fueron imputados de dos delitos de Receptación en régimen de reiteración real. Se les impuso como medida sustitutiva a la prisión, la presentación tres veces por semana, tres horas, por el término de 90 días.

Contenido publicitario