El magistrado Penal Subrogante de 4° Turno dictó sentencia definitiva en un proceso abreviado y condenó a un hombre de iniciales L.R.M.S., de 25 años de edad, por la comisión de “un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de hurto en grado de tentativa”, a la pena de cinco meses de prisión. El hombre cumplirá la pena en libertad vigilada “bajo las obligaciones de residir en domicilio específico el que no podrá modificar sin consentimiento del tribunal”. Deberá ser orientado y vigilado permanentemente, presentarse una vez por semana ante la Seccional Policial de su domicilio y asistir a un programa de rehabilitación por el consumo problemático de estupefacientes.
El pasado domingo 15, en horas de la mañana, mientras efectivos policiales se encontraban realizando patrullaje por la calle Florida fueron interceptados por dos personas que denunciaron que les habían hurtado del interior de su casa una moto marca Keeway. Dijeron que habían logrado recuperar el vehículo y que los autores del robo habían huido por la calle Solís.
Acto seguido y mediante comunicación con el Centro de Comando Unificado, se supo que los posibles autores del hecho estaban en la plaza de la Torre del Vigía. Hasta allá fue un móvil policial, los capturó y los derivó a la comisaría. Uno fue condenado y el otro quedó liberado.

Contenido publicitario