El juez Penal de 4° turno dispuso la condena de Cristian Damián Sosa, de 36 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de cuatro delitos de hurto, en régimen de reiteración real, a la pena de once meses de prisión, con descuento de la detención sufrida. El sujeto fue hallado culpable de haber cometido cuatro robos.
El pasado 12 de setiembre se presentó en una dependencia policial un ciudadano que radicó denuncia del hurto de varios efectos – una cadena metálica y un candado- desde un galpón de depósito de agua sito junto a la Ruta 39.
Mediante una investigación realizada y los datos fílmicos aportados se pudo establecer quien sería el posible autor del hecho. Este individuo fue localizado el 4 de este mes por personal del Grupo PADO y s elo vinculó a otros hechos delictivos.
El 10 de setiembre otro robo en los galpones de depósito de agua, mediante descuido. Entre el 21 y el 23 hurto en un local de Aluminios de Ruta 39; otro robo en el mismo lugar se verificó el 28 de setiembre.

Arrebato
El juez también dispuso una condena de 12 meses de prisión para un hombre de 18 años, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado. Deberá permanecer en régimen de libertad vigilada con las obligaciones de residir en un domicilio especifico, someterse al plan de intervención de la OSLA y presentarse una vez por semana en la Seccional Policial más cercana a su domicilio.
El pasado 3 de octubre, en horas de la noche, la Policía tomó conocimiento de que en la avenida Aiguá se había cometido un hurto. La víctima manifestó que caminaba por el lugar cuando un desconocido se le acercó y le arrebató su teléfono celular. El ladrón fue identificado y capturado.

Tentativa
También se dispuso la condena de un hombre de iniciales V.C.F.F., de 20 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de hurto en grado de tentativa, a la pena de tres meses de prisión a cumplirse en régimen de libertad vigilada.
El pasado jueves 3 en horas de la noche, la Policía fue alertada de que en la calle Arturo Santana alguien había producido daños en los vidrios de un local comercial. El autor del hecho fue perseguido y derivo a la comisaría.