Un sujeto violento deberá portar una tobillera electrónica y no acercarse a su expareja

 

La jueza en lo Penal de 11º Turno dispuso la condena de Gabriel Horacio Corbo Fontana, de 35 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de violencia doméstica agravado en calidad de autor. Cumplirá dos meses de prisión efectiva y luego cuatro meses de libertad vigilada intensiva bajo las siguientes condiciones:
1) colocación de Tobillera Electrónica, 2) residir en domicilio determinado, 3) estar sujeto a la supervisión por Oficina de Seguimiento de la Libertad Asistida, 4) seguir trabajando en su oficio, 5) prohibición de comunicación por cualquier vía -directa o por interpuesta persona- con la victima y prohibición de acercamiento a ella o su domicilio a menos de 500 metros.
Desde el mes de agosto del corriente año, la Unidad de Violencia Doméstica intervino varias veces a la denunciante y el ahora imputado, habiendo sido dispuesta por la justicia medidas cautelares de prohibición de acercamiento para el victimario.
Luego de eso ambos retomaron la relación culminando en una nueva intervención el pasado 23 de los corrientes.