Una ambulancia de la empresa Cardiomóvil que se dirigía ayer jueves a atender un llamado de una casa de la avenida San Pablo fue agredida y emboscada. Según fuentes de la empresa, “obviamente el evento fue traumático tanto para el enfermero y el médico”, y enseguida fueron a la comisaría a radicar la denuncia, mientras otro móvil fue a atender el llamado. La preocupación radica en la falta de respeto hacia “la figura del médico y la ambulancia como tal”.

Los trabajadores pasaron “momentos muy feos… Al principio los impactos parecían de bala. No sabían lo que estaba pasando”, dijo otra fuente de la empresa a la emisora FM Gente. Cardiomóvil sigue concurriendo a todos los llamados pero se está analizando la situación y evaluando los protocolos de seguridad.

La denuncia fue realizada en la seccional décima.