bps1 (Copiar)

Un grupo de trabajadores del sector de la construcción realizaron ayer un paro parcial de actividades que concluyó a la hora 13, exigiendo que una empresa de la zona pague los salarios a sus obreros, que trabajaron levantando viviendas de interés social junto a la cañada Aparicio, al norte de Maldonado. Sin embargo, las cosas no son sencillas de resolver, porque la firma no tiene sus papeles en regla y por ello la comuna no le pagará lo que le debe.

La empresa que realiza las obras no tiene al día el certificado del BPS. Los trabajadores han pedido que la Intendencia haga una excepción y libere el dinero, pero eso no está en la agenda de las autoridades.

El presidente del SUNCA Washington Pintos, explicó ayer a FM GENTE que los trabajadores no han cobrado por su atraso con el BPS, por lo que la comuna ha retenido el dinero hasta que la firma tenga un certificado vigente. Pintos dijo que no está cuestionando que la IMM reclame ese documento, pero aseguró que no se había pedido antes.
En tanto, los trabajadores permanecían ayer en la explanada de la comuna, trascendió que la empresa estaba haciendo un convenio con el BPS, pero tardaría un par de días hábiles en lograr el certificado.
El director de Vivienda de la comuna, Alejandro Lussich, dijo ayer que la IDM no violará la ley que establece que solo se pagará a empresas que estén al día con sus obligaciones patronales.

Irregular

Por su parte, el exintendente y diputado Óscar de los Santos, señaló que si acaso en el pasado la IDM realizó pagos a empresas que tenían certificados vencidos debe denunciarse porque implica una irregularidad. Asimismo, estimó que “no conviene que quede flotando” una situación de esta índole.

En declaraciones a FM Gente, el legislador dijo que existe un fideicomiso administrado por Afisa para ejecutar las viviendas, lo que permitió usar tierras y recursos con ese fin.
También aseguró que la norma es clara, y que “los organismos públicos no deben pagar si hay retraso en otro organismo”.

Contenido publicitario