sanrafaelUna agente policial salvó su vida de milagro al quedar enredada en un cable de energía eléctrica mientras circulaba en su moto en la intersección de las calles Mar del Plata e Ipanema del barrio San Rafael.

La mujer, de 28 años, se dirigía a su lugar de trabajo en la subcomisaría del lugar poco antes de las 6 de la mañana de la víspera mientras arreciaba el temporal. Un pino fue abatido por el fuerte viento y en su caída arrastró un cable de energía eléctrica de media tensión. La oscuridad reinante a esa hora de la madrugada y las malas condiciones del tiempo, lluvia y viento fuerte, impidieron que la conductora pudiera divisar el cable tendido a media altura. Este se le enredó en el cuello, lo que le provocó heridas que se sumaron a las que experimentó al caer de la moto en movimiento.

La efectiva policial fue conducida al sanatorio Cantegril donde fue atendida en primera instancia antes de ser sometida a varios chequeos. Una tomografía reveló que no presentaba heridas de entidad por lo que fue dada de alta alrededor de las 13 horas de ayer.

En tanto, los vientos no superaron los 70 km/h aunque bastaron para tirar abajo cartelería, romper vidrios de ventanas, cables, árboles y el corte del suministro de energía eléctrica en algunos casos.

Contenido publicitario