pasillocarcelEfectivos de la Dirección de Investigaciones manejaban información “importante” sobre la posibilidad de que una mujer, pareja de uno de los reclusos que se encuentra cumpliendo su pena en el Centro Rehabilitación Las Rosas, intentaría ingresar droga al lugar. Por ello los agentes la revisaron el día que fue de visita al establecimiento y, bingo, constataron que llevaba oculto en su cuerpo sustancias varias de circulación prohibida: marihuana, una sustancia blanca en polvo y diazepam, presumiblemente para que el hombre los comercializara en el interior del centro.
La sustancia incautada fue derivada a la Brigada Departamental Antidroga, donde se constató que había 0,60 gramos de marihuana y 1,34 gramos de la sustancia blanca en polvo.

Prosiguiendo con las averiguaciones, se logró la detención de otra mujer implicada en los hechos, a la que se le incautó un teléfono celular y se la derivó a la unidad actuante. También fueron indagados otros dos privados de libertad, con el fin de esclarecer los hechos.
Finalizadas las instancias judiciales, este lunes la magistrada en lo penal de Décimo Turno de Maldonado determinó el procesamiento con prisión de Mauricio Martín Acosta Mansilla, Carlos Gabriel Acosta Mansilla, ambos poseedores y de la mujer de iniciales M.L.N.M., por la presunta comisión de un delito de Tentativa de Suministro Agravado. La mujer de iniciales L.A.M. también fue enviada a prisión, por la presunta comisión de un delito de Asistencia a la Actividad Delictiva de Estupefacientes.

De casa a Las Rosas

Mientras tanto, la Policía de Punta del Este sacó de circulación a un individuo que debía estar cumpliendo arresto domiciliario, pero se dedicaba al hurto para sobrevivir.

Todo comenzó en horas de la madrugada del domingo, cuando funcionarios de una empresa de seguridad notificaron a la Seccional Décima que había sonado la alarma de un local comercial de la calle 12. Cuando llegaron al lugar, los trabajadores constataron que alguien había forzado la puerta de acceso.

Una dotación de la seccional actuante concurrió al lugar y verificó los daños en la puerta. Luego los agentes realizaron un patrullaje por la zona y no tardaron en ubicar a un viejo conocido, que debía hallarse en su domicilio desde el 21 de mayo cumpliendo una pena sustitutiva.
Más tarde el dueño del local radicó la denuncia correspondiente y el personal actuante determinó que el detenido no era ajeno al hecho delictivo. Elevadas las actuaciones policiales a la Sede Penal de Décimo Turno, la magistrada determinó el procesamiento con prisión de quien fue identificado como Andrés Espino Fernández, de 25 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de Hurto en Grado de Tentativa en calidad de Autor.

Dos por receptación

La magistrada de Décimo Turno de Maldonado también dispuso este lunes el procesamiento con prisión de Emiliano Noel Nerón Furtado, de 24 años de edad, poseedor de antecedentes penales, y del masculino de iniciales E.R.G.M., de 23 años de edad, por la presunta comisión de Un Delito de Receptación. Otro sujeto detenido fue liberado.
Los procesados fueron detenidos por la Policía en horas de la madrugada del domingo, cuando un móvil policial se encontraba realizando un puesto de observación en el cruce de Bulevar Artigas y Avenida Roosevelt. Allí observaron una camioneta Chevrolet S10 que circulaba sospechosamente, por lo que salieron a interceptarla. En el interior del vehículo había tres sujetos, que fueron identificados; al registrar la camioneta se localizó un revolver marca Taurus calibre 38, por lo que los ocupantes fueron derivados a la seccional décima e ingresaron en calidad de detenidos.
Compulsados los registros, surgió que el arma se encontraba requerida por hurto ocurrido el 14 de abril pasado en la subcomisaría de Solanas. El revólver había sido robado junto a varios efectos, entre ellos, una laptop, cinco relojes pulsera, tres celulares y una cámara.
El denunciante de aquel robo fue llamado a la comisaría y reconoció el arma como de su propiedad, aportando además la guía y el porte correspondiente. Luego se realizó una inspección ocular en los domicilios de los detenidos, dando como resultado que en una de las viviendas se incautaron varios efectos presumiblemente robados.

Perseguidos

Dos delincuentes robaron una moto en la zona de Camino Lussich en la noche de este lunes. Para su desgracia fueron perseguidos a pie por el propietario del vehículo y luego otros vecinos que advirtieron lo que ocurría se sumaron a la persecución y llamaron a la Policía.
Sorprendidos ante la cantidad de seguidores, cosa que no habían logrado ni en Twitter, los delincuentes optaron por separarse. Uno se fue corriendo y el otro se trepó a la moto huyó. La Policía montó un plan de saturación en varios barrios de la ciudad, pero no tuvo la suerte de ubicarlos. Continuará.

 

Contenido publicitario