carteraUn individuo de 25 años, con antecedentes penales, pasará una temporada en Las Rosas tras ser detenido y acusado de rapiña. El hecho se produjo en la madrugada del lunes y tuvo como víctima a una señora que se desplazaba por el Camino Aparicio Saravia. El sujeto apareció montando una bicicleta, la amenazó con un arma blanca y le sustrajo su cartera, que contenía documentos varios, un reloj, dinero en efectivo, unos $ 1.300, dos celulares y un collar de perlas.
En realidad, la mujer se resistió al asalto y se aferró fuertemente a su cartera, pero el delincuente la empujó fuertemente y la arrastró por varios metros.
Efectivos policiales de la Seccional Sexta que se encontraban realizando recorridas en la zona recibieron la información sobre el posible paradero del individuo y se abocaron en forma inmediata a darle captura. Gracias al apoyo de otros móviles, lo ubicaron en la avenida Aiguá y lo detuvieron.
El individuo narró sus movimientos a los policías actuantes e indicó el lugar en donde había desechado la cartera, que fue recuperada y reconocida por la damnificada. A esas horas, la mujer estaba en la Emergencia del Hospital Elbio Rivero, donde se le diagnosticó fractura de la rótula de su pierna izquierda y fue intervenida quirúrgicamente.
Puesto a disposición de la justicia, Víctor Leonardo Prudente Pereira fue enviado a prisión por un delito de Rapiña en concurrencia fuera de la Reiteración con un delito de Lesiones Graves.

Procesado

Mientras tanto, también la Policía dio captura a varios delincuentes. Días atrás compareció un ciudadano al remozado edificio de la Seccional Segunda y radicó la denuncia de un hurto ocurrido en horas de la madrugada del día 9. En esa ocasión le habían sustraído un teléfono celular y unos $ 18.000, además d documentos varios.
El hombre contó que al día siguiente dos personas se presentaron en su domicilio y le dijeron que si quería recuperar los efectos hurtados, debía de pagar con dinero. El hombre accedió, pero uno de los sujetos le sustrajo la billetera de entre sus manos y ambos huyeron a toda prisa.
El día 11 de octubre efectivos de la seccional realizaban tareas de patrullaje en inmediaciones de la calle Agorrody, cuando avistaron y detuvieron a uno de los probables protagonistas del hecho, que fue derivado a la Seccional en calidad de detenido.
Elevada las actuaciones policiales a la Sede Penal de San Carlos, la Magistrada Actuante dispuso este lunes el procesamiento con prisión de Ronald Michael Pérez Sánchez, de 24 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por un delito de Hurto.

Otro

El día 12 de los corrientes, luego de recibir un llamado de alerta al servicio de emergencias 911, la Policía carolina tomó conocimiento de que en una finca ubicada en la calle Abreu se estaba produciendo un hurto.
Efectivos de la seccional, de la Guarda Rural y Policías Comunitarios se constituyeron inmediatamente en el lugar y como no encontraron al propietario, decidieron ingresar a la finca por un portón que se encontraba abierto. Allí vieron a un individuo que huía del lugar, por lo que lo capturaron y y lo derivaron a la Seccional.
Más tarde, los agentes se entrevistaron con el denunciante, quien expresó que se encontraba descansando cuando sintió ruidos y observó que en el interior de su finca había personas desconocidas, quienes se dieron a la fuga al notar su presencia. Luego notó varios daños y la falta de joyas.
Después de que trabajara la Policía Científica y se radicara la denuncia, el detenido pasó a la justicia. La magistrada actuante dictaminó el procesamiento con prisión de Gonzalo Ismael Olivera Brum, de 23 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por un delito de Hurto Especialmente Agravado.

Sin casco ni papeles

Eran casi las 23:30 del lunes cuando efectivos de la Seccional Primera que se hallaban de patrullaje observaron en las inmediaciones de la Rotonda de José Joaquín de Viana que el ocupante de una moto Winner CG125cc, de color negro, rebasaba al móvil policial. Como no llevaba casco y aparentaba ser menor de edad lo detuvieron. Se trataba de un joven de 16 años que tampoco poseía licencia de conducir, ni propiedad del vehículo, por lo que la Comisaría de Tránsito le aplicó la multa correspondiente.
Enterada del caso, la justicia competente dispuso que el menor fuera entregado a un mayor responsable, y que la moto permaneciera incautada hasta que se justifique su propiedad.

 

Contenido publicitario