Una pareja fue condenada por violencia doméstica y lesiones personales en contra de un adolescente

El menor, de 16 años, presentaba lesiones en rostro y cuello ocasionadas por su padrastro, que también lo había amenazado con un machete

La jueza penal de turno dispuso la condena de un hombre de iniciales J.L.R.C. de 33 años, como autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravado en concurso formal, con un delito de lesiones personales, a la pena de siete meses de prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido. dicha pena se cumplirá de la siguiente manera: un mes de prisión efectiva y luego seis meses en libertad vigilada, bajo las siguientes condiciones: residir en lugar determinado, donde sea posible la supervisión de la OSLA y no modificarlo sin autorización de la sede; cumplir el plan de intervención, orientación y vigilancia de la OSLA; concurrir una vez por semana a firmar en la Seccional correspondiente a su domicilio; arresto domiciliario nocturno de 22:00 a 06:00 horas; prohibición de acercarse en un radio de 500 metros y/o comunicación por cualquier medio con la víctima. Mientras tanto, una mujer de iniciales D.A.B.M. de 34 años, dispuso: condénese como autora penalmente responsable de un delito de encubrimiento en régimen de reiteración real, con un delito de omisión de los deberes inherentes a la patria potestad, a la pena de cuatro meses de prisión, pena que será cumplida en libertad vigilada, bajo las siguientes condiciones: residir en un lugar determinado donde sea posible la supervisión de la OSLA y no modificarlo sin autorización de la Sede; cumplir el plan de intervención, orientación y vigilancia de la OSLA; concurrir una vez por semana a firmar en la Seccional correspondiente a su domicilio; arresto domiciliario nocturno de 22:00 a 06:00 horas.

Escondido
Personal policial concurrió días atrás a una casa en la calle Rincón y Mariano Soler por un problema familiar que involucraba a un menor de edad. Al arribar al lugar, se entrevistó a un hombre y una mujer, quienes negaron la existencia de un menor de edad en la finca por lo que los efectivos policiales se retiraron del lugar. Pero rato después el adolescente se comunicó con el Servicio de Emergencias, informando que se encontraba en la casa de un vecino, así que los policías acudieron nuevamente y constataron que el menor, de 16 años, presentaba lesiones en rostro y cuello ocasionadas por su padrastro, que también lo había amenazado con un machete. Se derivó a los mayores y al adolescente a la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado. Realizadas las actuaciones de rigor, fueron expuestos ante la justicia competente con el resultado narrado al inicio.