La tarifa general simple de UTE (TGS), que es la que tienen las micro, pequeñas y medianas empresas industriales y de servicios, tendrá, a partir del 1.° de enero, una rebaja del 20 %. La medida beneficia a 115.000 empresas familiares, panaderías, almacenes, talleres, entre otras, que tengan contratada esta tarifa. El resto se ajusta un 5,7 %, dos puntos por debajo de la inflación. Para obtener este beneficio, no es necesario realizar ningún trámite.
La medida, que busca promover la competitividad de las mipymes uruguayas, es consecuencia del trabajo del Sistema de Transformación Productiva y Competitividad (Transforma Uruguay), que ha generado ámbitos, como el Consejo Consultivo Empresarial, desde donde se promueven políticas de apoyo a emprendedores y mipymes.
La rebaja es posible debido a la transformación de la matriz energética nacional, una política llevada adelante por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). En este marco, se ha apostado a implementar políticas públicas centradas en la eficiencia y en el fortalecimiento de una empresa pública como UTE. Esto permite la consolidación de este beneficio tarifario, que busca contribuir con el desarrollo económico y social del país y que se suma a otros ya implementados para los sectores productivos.

Sectores incluidos
Las mipymes que tienen TGS contratada y que, por lo tanto, accederán a los beneficios, pertenecen a algunos de los siguientes sectores de actividad:
-Comercio al por mayor y menor, que incluye: panaderías, carnicerías, farmacias, zapaterías, casas de ventas de vestimenta y electrodomésticos.
-Industrias manufactureras, que incluye: empresas del sector maderero, fabricación de productos de metal, fabricación de maquinarias y equipos.
-Alojamiento y servicios de comida.
La TGS aplica para clientes en baja tensión, cuya modalidad de consumo no sea residencial ni alumbrado público y con potencia contratada inferior o igual a 40 Kw.