obra4

 

El sector nacionalista Unión y Cambio, que lidera Rodrigo Blás, presentó el pasado miércoles en la Comisión de Presupuesto de la Junta Departamental una sugerencia para introducir una serie de modificaciones al decreto de incentivos para la construcción que presentó tiempo atrás el Ejecutivo Comunal y está a estudio del grupo. A juicio de Blás, las modificaciones permitirían una atención más integral del sector, que vive un periodo de escasa actividad.

Las propuestas presentadas surgen del programa de gobierno que en ocasión de la elección municipal de 2015 el sector llevó como plataforma. Algunas de ellas se remontan al año 2013, cuando Blás y Federico Casaretto presentaron ideas al exintendente Óscar de los Santos.

“En aquel momento advertimos lo que vivimos hoy. Lamentablemente De Los Santos no se dio cuenta y lo que en su momento eran medidas para evitar el parate de la construcción, hoy son para intentar una reactivación. Perdimos dos años, dijo Rodrigo Blás.

Las modificaciones presentadas apuntan a dar un respiro a los empresarios en cuanto al pago del Retorno por Mayor Valor, generando nuevos plazos y formas de pago. La idea, según el sector, es lograr que el flujo de capital de las obras en construcción se destine a mano de obra y no al pago de impuestos. La iniciativa de Unión y Cambio también prevé una bonificación del 50 % en la contribución inmobiliaria para las unidades en propiedad horizontal finalizadas a partir de diciembre de 2012 y que aún no se hayan vendido u ocupado. Además, habilita por ley a una mejora de un 10 % en los parámetros de construcción para los emprendimientos nuevos que se realicen en el departamento al amparo de la ley de viviendas sociales.

“Una ventana”

En búsqueda de que la exoneración del 100 % del impuesto de retorno por mayor valor a las obras nuevas no genere una baja en la inversión social y de vivienda de la IDM, se propone que la Intendencia reponga en futuros ejercicios presupuestales lo que se deje de recaudar por ese concepto.

“Estas medidas sumadas a las originales presentadas por el Partido Nacional (exoneración de tasas, exoneración de mayor valor y otras que hacen al mensaje original de la Administración) procuran abrir una ventana de tiempo hasta diciembre de 2016, donde los inversores se encontrarán con costos menores para facilitar el proceso de decisión de realizar obras en nuestro departamento”, señaló Rodrigo Blás.

“Sabemos que hay otras condicionantes que llevan e influyen en el tema, falta de compradores, normativas bancarias, costos nacionales, etc., pero la obligación nuestra es mejorar el escenario fiscal departamental para ayudar a la inversión y en ese sentido estamos trabajando fuertemente con el objetivo de generar mayor mano de obra en la industria”, agregó.

Contenido publicitario