Desde ayer se puede apreciar en la bahía de Maldonado al Aquijo, un imponente velero de 87 por 15 metros, y quinto en la lista de los más caros del mundo, con un valor de 85 millones de euros. La nave fue fabricada en 2016 por Oceanco y Vitters. Es famoso por su diseño interior elegante y cómodo, y los fabricantes también afirman que se trata de una “máquina de navegación que se centra en el rendimiento”.

Contenido publicitario