Uruguay ha superado la evaluación que se realiza en el seno del Foro de Prácticas Fiscales Nocivas que funciona en el ámbito de la OCDE y la primera revisión integral de la lista de la UE de jurisdicciones no cooperantes, lo que lo pone en un lugar de privilegio con relación a las mejores prácticas fiscales globales.
En el segundo semestre del año 2016 dio comienzo un proceso de evaluación de los regímenes con incentivos tributarios, en el seno del Foro de Prácticas Fiscales Nocivas de la OCDE (FHTP por su sigla en inglés). Esta evaluación es realizada de acuerdo con los estándares internacionales aprobados por el Marco Inclusivo BEPS, ha comprendido a la totalidad de las jurisdicciones y países comprendidos en dicho Marco (actualmente 127), y es sometida a consideración y debate en la reunión plenaria del FHTP donde intervienen delegados pertenecientes a más de 70 jurisdicciones de diversas partes del mundo.
Una de las consecuencias más relevantes de la calificación de un régimen como nocivo, es que habilita la adopción de medidas defensivas por parte, fundamentalmente, de los países desarrollados, además del impacto negativo en la imagen institucional de nuestro país.
En el caso de Uruguay en el mes de noviembre de 2016 fueron identificados para dicha evaluación los siguientes regímenes: centros de servicios compartidos, zonas francas, Ley de Inversiones, software y biotecnología.
Este proceso dio lugar a un conjunto de modificaciones de naturaleza legal y reglamentaria para adecuar a los referidos regímenes promocionales a los estándares internacionales, contando con la participación activa de la Cámara de Zonas Francas del Uruguay y de la Cámara Uruguay de Tecnología de la Información.
En una primera instancia fueron revisados y aprobados los regímenes de Ley de Inversiones y de Centros de Servicios Compartidos.
El pasado mes de enero de 2019, fueron aprobadas por el Foro de Prácticas Fiscales Nocivas las enmiendas realizadas a los regímenes con incentivos tributarios que oportunamente fueron identificados con carencias en el cumplimiento del estándar, concretamente los regímenes de Zonas Francas, software y biotecnología, considerando que no revisten las características de pernicioso.
Dichos resultados fueron tomados como insumo por la Unión Europea para su decisión.

Reunión del ECOFIN
Esta semana tuvo lugar en Bruselas una nueva reunión del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (ECOFIN), en la cual se reunieron todos los Ministros de Hacienda de los Estados miembros de la UE.
Uno de los temas más importantes que figuraba en el orden del día era la actualización de la lista de la UE de países y territorios no cooperantes en materia fiscal como resultado de la evaluación de 92 países.
Dado que Uruguay cumplió con los compromisos asumidos fue removido de la lista gris en la que había quedado incluido.
Uruguay ha transitado un arduo camino que es el que posibilita la buena reputación lograda y que ha supuesto – en lo que a este punto respecta- la elaboración y sanción de las siguientes normas:
Ley Nº 19.535 de 25 de setiembre de 2017, las modificaciones necesarias para alinear los incentivos a la industria del software y biotecnología a los estándares del FHTP, con vigencia 1º de enero de 2018; Ley Nº 19.566, de 8 de diciembre de 2017, con las adecuaciones al régimen de zonas francas conforme a los criterios del FHTP y de la Acción 5 del Plan de Acción BEPS; modificación del régimen de Centros de Servicios Compartidos (Decreto Nº 251/014).
De esta manera, Uruguay no solo ha superado la evaluación que se realiza en el seno del Foro de Prácticas Fiscales Nocivas que funciona en el ámbito de la OCDE, sino que ha superado también la primera revisión integral de la lista de la UE de jurisdicciones no cooperantes, lo que lo pone en un lugar de privilegio con relación a las mejores prácticas fiscales globales, lucha contra la evasión fiscal y mejora del buen gobierno y la transparencia.
Otros aspectos
En lo que refiere a la lista negra, en la nueva versión aparecen un total de 15 países, de los cuales 5 ya estaban en la lista anterior: Guam, Islas Vírgenes de los EEUU, Samoa, Samoa Americana y Trinidad y Tobago. Se agregan al listado Barbados, Emiratos Árabes Unidos, las Islas Marshall, Aruba, Belice, Bermudas, Dominica, Fiyi, Omán y Vanuatu.
Por otra parte, la Comisión publicó también el listado de países que se ubican en la lista gris. En ese caso, la Comisión señala que hay 34 jurisdicciones, las cuales han dado pasos positivos para cumplir con los requisitos de la UE “pero deberán completar sus trabajos a fin de evitar ser incluidos en la lista negra”. En este listado figuran los siguientes jurisdicciones: Albania, Anguilla, Antigua y Barbuda, Armenia, Australia, Bahamas, Bosnia y Herzegovina, Botsuana, Islas Vírgenes Británicas, Cabo Verde, Costa Rica, Curasao, Islas Caimán, Islas Cook, Suazilandia, Jordania, Maldivas, Mauricio, Marruecos, Mongolia, Montenegro, Namibia, Macedonia del Norte, Nauru, Niue, Palaos, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucia, Serbia, Seychelles, Suiza , Tailandia, Turquía y Vietnam.