Uruguay: regulación y futuro cripto

“Uruguay tiene todas las condiciones para hacer punta en la industria cripto”, dijo el viernes en Montevideo el director de Legales de Ripio, Alejandro Rothamel

Junto a Patricia Tudisco, Intendenta de Regulación Financiera del Banco Central del Uruguay (BCU), el director de Legales de Ripio, Alejandro Rothamel participó de una conferencia sobre Aspectos Regulatorios de los activos digitales como cierre del II LegalTech Summit en Montevideo.
Tudisco dijo que el BCU aguarda “con expectativa” que sea aprobado el anteproyecto de ley presentado el 4 de mayo y le dé la competencia al BCU para incorporar a la regulación a las nuevas figuras con sus requerimientos.
Alejandro Rothamel afirmó que “Uruguay tiene una potencialidad única para convertirse en un hub tecnológico mundial, ya no de Latinoamérica”.
“Se están sentando las bases para una buena regulación y Uruguay tiene todas las condiciones para que este país se llene de innovadores cripto y que el país pueda hacer punta en la industria”, dijo.
Coincidieron en la necesidad de dotar de seguridad jurídica a la industria de cripto así como a los usuarios, además de permitir su desarrollo marcando reglas que den certezas al mercado.
Desde la perspectiva del director de Legales de Ripio el proyecto de regulación elaborado por el BCU fue desarrollado “con mucha seriedad y de una manera razonada y prudente, a través de un proceso participativo en el que integró a la industria y eso se ve reflejado en el resultado final”.
En ese sentido, dijo, el de Uruguay es “un proyecto regulatorio bastante único” y “el más gradual que hemos visto en Latinoamérica”. Destacó que el país “necesita regulación, pero no necesita nuevas reglas, eso refleja bastante bien lo que vemos en la industria porque blockchain es una herramienta, y la definición en cuanto a su uso, que es lo que hizo Uruguay, “tiene una gran ventaja comparativa respecto a otras jurisdicciones”.
Mencionó que es fundamental que se proteja esta industria para dar certezas y no se comprometa su desarrollo con las posibilidades que tiene como generadora de conocimiento y de empleo calificado.
“Las reglas claras pueden ayudar a los sectores más tradicionales, como el bancario, a que se animen a operar con cripto”.