La justicia dispuso la formalización para un hombre de 22 años de edad por la presunta comisión de un delito de receptación. Como medida cautelar deberá presentarse una vez por semana en la seccional perteneciente a su domicilio, por el plazo de 60 días.
El pasado miércoles 27 fue perpetrado un hurto en una casa de familia ubicada en la calle La Pinta de Punta del Este. La propietaria detalló el hurto de un TV 32”, equipo de audio, garrafa de 13 kg y $U 17.000, entre otros efectos. El ingreso a la finca fue mediante la rotura de una ventana del baño del segundo piso.
Momentos después, efectivos pertenecientes al grupo PADO vieron a dos masculinos circulando en un birrodado por calle Isla de Flores y llevando un TV de 32”. Estos al percatarse de la presencia policial, abandonaron el vehículo y el televisor en la vía pública, continuando su huida a pie.
Tras la persecución fue detenido el hombre de 22 años, quién por disposición de Fiscalía fue conducido a la Sede Letrada finalizando la instancia con la medida de marras.

Hurto aclarado
El magistrado Penal de 2° Turno de San Carlos dispuso la condena de Marcelo Martín Matteo Amoroso, de 39 años de edad, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de hurto en concurrencia en reiteración real con un delito de daño especialmente agravado, a la pena de ocho meses de prisión.
El día 27 ppdo. en horas de la mañana, el propietario de un local comercial ubicado en Ceberio y H. Fajardo de la ciudad de San Carlos, denunció el hurto de varios celulares, hecho que quedó registrado en las cámaras de seguridad del local.
Tras la investigación de los efectivos policiales, se estableció la identidad del autor del hurto, por lo que fue dispuesta su requisitoria. Una vez localizado fue detenido y conducido a la dependencia policial donde permaneció alojado.
Cabe mencionar que mientras se encontraba detenido el sujeto provocó daño en el cielo raso del celdario, por lo que fue radicada la denuncia correspondiente por daños.

Medidas cautelares
Por su parte, el magistrado Penal de 11° Turno dispuso la condena de P.F.C.P., de 50 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de incumplimiento de medidas cautelares. Por ello lo envió a cumplir la pena de tres meses de prisión en régimen de libertad vigilada, bajo las siguientes condiciones: residir en domicilio específico, que no podrá modificarse sin previo aviso de la Sede Judicial, presentación en la Seccional Policial correspondiente a su domicilio una vez por semana, colocación de un dispositivo de monitoreo electrónico, prohibición de todo tipo de acercamiento y/o comunicación con la denunciante, todo por el plazo de la condena y por la distancia que admite el dispositivo.
Efectivos de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Piriápolis, detuvieron a P.F.C.P. tras ser denunciado por su ex pareja por constantes molestias, agresiones verbales y amenazas.
Las investigaciones sobre las denuncias finalizaban con medidas cautelares de prohibición de acercamiento y/o comunicación impuestas por la justicia competente, cosa que le hombre no respetó.

Contenido publicitario