PATRULLASLa aplicación de la ley de faltas mantiene ocupados a los agentes policiales de la zona, que permanentemente deben intervenir para sacar de circulación a conductores alcoholizados y enchastradores de paredes entre otros transgresores.
A la hora 8 de este domingo, por ejemplo, efectivos de la Seccional Décima realizaban una tranquila recorrida por la calle 20 cuando al intentar cruzar un semáforo avistaron a dos motos que circulaban contraflecha, una en dirección a la Rambla Claudio Williman y la otra hacia el puerto.
Esta última fue interceptada por el cuerpo inspectivo, que constató que el conductor tenía 18 años de edad y su acompañante era una chica de 17. El muchacho fue sometido a una espirometría que dio positivo, por lo que la moto fue trasladada a instalaciones de la Intendencia Departamental de Maldonado y se dio cuenta del caso a la justicia competente.

Momentos después en la misma jurisdicción, personal policial y de tránsito realizaron una prueba de espirometría en calle 10 y 11 al conductor de un auto Peugeot 206, un individuo de 26 años, de nacionalidad argentina. El resultado de la prueba indicó que tenía 2,65 gramos de alcohol por litro de sangre siendo que el máximo permitido es de 0,3. En forma inmediata se realizó el procedimiento de rigor interiorizando al magistrado competente.

Otro conductor en malas condiciones fue detenido a las cuatro de la mañana de este lunes en la zona de Pinares. La Policía vio al sujeto que circulaba en una moto tipo Px 110cc, color rojo, sin plásticos delanteros, sin luz, sin chapa matrícula, sin casco reglamentario, sin documentación y con aliento alcohólico. Se trataba de un individuo de 30 años de edad, cuya espirometría arrojó un resultado sorprendente: 4 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir, lo que vulgarmente se llama un “pedo tísico”.

Por lo demás, la numeración del motor de la moto estaba limada igual que el número de chasis. La justicia fue notificada del caso.

Hurto rural

A todo esto, se informó que la Policía de la seccional tercera logró aclarar un hurto que había tenido lugar el año pasado en una zona rural de su jurisdicción. El caso fue denunciado el día 19 de setiembre en una chacra ubicada sobre la Ruta 60, de donde también sustrajeron un vehículo.
La Policía se hizo presente en el lugar y constató que habían ingresado desconocidos que habían logrado sustraer diversos efectos, entre ellos, dos laptops, dos binoculares, relojes, pendrives, celulares marca Nokia, 1 rifle calibre 22, una escopeta, diez cuchillos y un auto marca Renault.
De acuerdo a los análisis realizados por la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía, fue posible determinar que los implicados en el ilícito podían estar vinculados a un hurto ocurrido en el departamento de Lavalleja el pasado 28 de diciembre. En esa oportunidad, de una finca perteneciente a una empresa habían sustraído varios objetos, entre ellos un equipo celular marca Nokia.
Por eso personal de la unidad decidió realizar varios allanamientos en ese departamento. Así fue que en una de las fincas inspeccionadas encontró un cuchillo de mango de madera de similares características al que fuera sustraído en el primero de los robos. Esto fue suficiente para detener al individuo y conducirlo ante la justicia de Maldonado. Luego de finalizadas las instancias judiciales, A.A G.C. fue procesado sin prisión por dos delitos de Receptación en Reiteración Real. Como medida sustitutiva deberá cumplir arresto domiciliario nocturno por un plazo de 90 días.

Contenido publicitario