Varios condenados por violencia doméstica

Uno de los hombres había golpeado y amenazado a una mujer que logró escapar y lo dejó encerrado en su casa hasta la llegada de la policía

La jueza penal de turno de San Carlos dispuso la formalización de un hombre de iniciales A.M.V.S. de 27 años, quien deberá cumplir arresto domiciliario de 22:00 a 06:00 por el plazo de sesenta días; tendrá prohibido acercarse y/o comunicarse con la víctima en un radio de 500 metros, por un plazo de ciento veinte días; fijar domicilio específico; prestación de garantías para el retiro de sus efectos personales; se dispone el cese de detención.
A fines del mes de mayo fue denunciado por su expareja en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado por agresiones físicas. El hombre había ingresado a su domicilio y la golpeó además de amenazarla de muerte, pero la mujer logró escaparse y lo dejó trancado adentro de la casa hasta la llegada de la policía.
Una vez realizadas las actuaciones de rigor, fue sometido ante la justicia competente con el resultado de marras.

Violencia doméstica II
La jueza penal de turno dispuso la condena de un hombre de iniciales T.W.N.H., de 31 años, por la comisión de un delito de violencia doméstica agravada, a la pena de seis meses de prisión, con descuento de la detención sufrida. La pena será cumplida en régimen de libertad vigilada, bajo las siguientes condiciones: residir en domicilio específico donde sea posible la supervisión de la OSLA; prohibición de comunicación por cualquier vía y acercamiento en un radio de 500 metros a la víctima, a su domicilio y a su lugar de trabajo; cierre de fronteras; portar dispositivo de monitoreo electrónico, si la víctima estuviera de acuerdo en portar el dispositivo complementario; los dos primeros meses arresto domiciliario total, salvo de lunes a sábado de 08:00 a 17:00 horas; los cuatro meses restantes cumplir el plan de intervención, orientación y vigilancia de la OSLA; concurrir una vez por semana a la Seccional correspondiente a su domicilio.
El sábado pasado la policía fue alertada de un problema familiar en una casa de la calle Joaquín Artigas casi República, por lo que se envió un móvil policial que trasladó a una mujer a la comisaría para radicar una denuncia por agresiones físicas.
Realizadas las actuaciones pertinentes, el imputado fue expuesto ante la justicia con el resultado antes narrado.

Desacatado
La jueza penal de turno dispuso la condena de un hombre de iniciales M.D.F.S., de 24 años, como autor penalmente responsable de un delito de desacato agravado en reiteración real, con un delito de daño agravado a la pena de cuatro meses de prisión, con descuento de la detención sufrida. La pena será cumplida en régimen de libertad vigilada bajo las siguientes condiciones: residir en domicilio específico, donde sea posible la supervisión de la OSLA; cumplir el plan de intervención, orientación y vigilancia de la OSLA; cierre de fronteras; el primer mes arresto domiciliario total (hasta el 28 de junio de 2020 a las 15:00 horas); los últimos tres meses concurrir una vez por semana a la Seccional correspondiente a su domicilio.
Este hombre se presentó días atrás en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Piriápolis, para pedir información sobre la tobillera electrónica que portaba. Cuando se le informó que las medidas cautelares dispuestas por la sede de familia habían sido prorrogadas, se alteró y se negó a firmar las medidas, diciendo además que prefería ir preso que seguir llevando la tobillera. Se la agarró con el dispositivo electrónico e intentó irse pero fue detenido con tal mala suerte que la magistrada no lo envió a la cárcel.

Contenido publicitario