aguaUn grupo integrado por unas 25 personas se movilizó ayer jueves en la Ruta 37, para exigir a las autoridades de OSE que les brinde el servicio de agua potable, informó ayer FM Gente. Se trata de representantes de un vecindario integrado por 36 familias establecidas sobre un tramo de la ruta que va desde el “cruce peligroso” hasta la Zanja del Encanto. Otros habitantes de la zona ya han tramitado el pedido ante la UGD y mantienen relaciones cordiales con el ente a la espera de que les sea brindado el servicio.

Quienes protestaron ayer en la emisora local, aseguraron estar “cansados de promesas” y de esperar una respuesta a sus trámites. Al extremo que Julio Ramírez, vocero del grupo, aseguró que si no reciben rápidamente una solución a su problema adoptarán medidas más drásticas, como cortar el tránsito en la ruta Interbalnearia.

Ramírez afirmó que durante el año los vecinos viven sin agua, porque no cuentan con el dinero necesario para hacer pozos e instalar bombas de agua. La situación se vuelve desesperante en el verano, cuando tienen que hacer un largo camino hasta las canillas públicas o viviendas que cuentan con el servicio, para cargar agua en baldes y bidones.
“Estamos cansados de rogar por un servicio necesario, de juntar firmas, papeleos y promesas y seguimos esperando”, lamentó. “No vemos nunca una máquina. Es todo promesas. Cada político del ente o el organismo que corresponde y pasa por acá es pura promesa. Y no queremos más promesas”, dijo Ramírez.

En trámite

Consultado sobre el tema, el ingeniero Jorge Hourcade, director de la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE, aseguró que la repartición está en contacto continuo con un grupo de vecinos de esa misma zona que ya ha reclamado el servicio, por lo que estimó que éste es “otro grupo” de personas.

El jerarca aclaró que, desde que recibió el reclamo, la UGD ha realizado los trámites pertinentes, lo que incluye un estudio técnico y topográfico para establecer cómo se llevará el agua hasta esa zona.

“Estamos analizando cuál puede ser la viabilidad técnica porque ahí tenemos un tema de topografía y estamos en contacto con los vecinos del lugar en forma absolutamente cordial”, explicó. “Todavía no tenemos el informe técnico cuando lo tengamos -ya se los dije a los vecinos- haremos una reunión. Aparentemente estos son otros vecinos del mismo lugar. No sé si hay un tema entre vecinos o cómo es la cosa, pero para nosotros es un tema que estamos tramitando y cuando tengamos la información como para poder compartirla con ellos los vamos a llamar y vamos a estar procediendo como corresponda”, señaló.

Cuando se le consulto si podía haber problemas de suministro en virtud de la pendiente del terreno, Hourcade dijo que, en efecto, la UGD debe verificar que eso no genere “problemas de presión” en el agua. “Ese tipo de chequeo es lo que estamos haciendo y en cuanto tengamos el informe técnico con gusto vamos a convocar a los vecinos, que están al tanto de la situación”, añadió.

Contenido publicitario