Varios vecinos de Manantiales denunciaron a través de Montevideo Portal que le Intendencia de Maldonado sigue adelante con su propósito de instalar un parador fijo en Manantiales a pesar de que ese tipo de emprendimientos no es autorizado por la Dinama, la Dirección Nacional de Medio Ambiente que depende del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.
Si bien Dinama ya rechazó la posibilidad de realizar el emprendimiento, la comuna realizó una licitación y adjudicó la ejecución del kiosco.
Según informó el portal -y reprodujo luego FM Gente- la normativa medioambiental que invoca la Dinama establece que los paradores de las playas deben ser “desmontables” y no pueden tener una extensión mayor a 80 metros cuadrados, por lo que más bien deben ser “quioscos de playa”. Sin embargo, en los últimos meses la Intendencia de Maldonado envió al organismo una solicitud para la construcción de un parador fijo que supera la superficie permitida.

No se puede
Los primeros en rechazar el proyecto fueron los vecinos de las inmediaciones, que crearon el grupo”Manantiales natural”. En principio, estas personas se movilizaron contra la instalación de un estacionamiento sobre la playa. La iniciativa contaba con la autorización de la Dinama y fue construida en las últimas semanas a pesar de todo. Sin embargo, la protesta volvió a surgir cuando se supo que el estacionamiento iba a ser complementado con un parador sobre la playa.
Nicolás Albano, integrante de “Manantiales natural”, dijo a Montevideo Portal que los vecinos lograron reunirse en las últimas horas con el director de Dinama, Alejandro Nario. Este les confirmó que el proyecto del parador no se concretaría.
De todos modos, los vecinos se siguen moviendo para que el estacionamiento sea trasladado y colocado fuera del cordón dunar, de forma que no afecte a la arena. Para ello, el grupo se mantiene en contacto con la Dinama y la Intendencia de Maldonado.

Foto: N. Albano

Contenido publicitario