En la madrugada del primero de marzo murió asesinado de cinco disparos Alejandro Núñez Núñez. El hombre, poseedor de antecedentes penales, fue interceptado por individuos de un bando contrario al suyo en organizaciones que manejan la venta de droga en el Rodríguez Barrios, una barriada carolina que ha quedado en manos de delincuentes y donde las balaceras se han vuelto moneda corriente.
Núñez murió en el hospital, adonde lo habían trasladado efectivos policiales. A menos de un mes, en las primeras horas de la mañana del 20 de marzo, otro individuo fue asesinado en las calles del mismo barrio. Se llamaba Héctor Anselmo Durán, carecía de antecedentes penales y recibió cuatro disparos de un arma calibre 9 mm. El pasado mes de octubre, en la misma zona del barrio, ultimaron a un joven de 26 años, también poseedor de antecedentes, con varios disparos de arma de fuego. Y a principios de enero había sido ultimado de nueve balazos un individuo apodado el “Pochita”, poseedor de profusos antecedentes.

Lucha vecinal
Preocupados por los disparos que se escuchan todas las noches y las persecuciones constantes, los vecinos del barrio decidieron movilizarse en busca de mayor seguridad. “La idea surgió de una conversación entre vecinas”, contó Andrea Suárez una de las impulsoras de la iniciativa. “Nos cuestionamos que vivimos criticando en las redes sociales y como ciudadanos no hacemos nada, no queremos vivir con miedo. Vivimos enrejados y trancados mientras dos o tres juegan a ser Pablo Escobar”, señaló.
La noche del 20 de marzo una publicación en Facebook invitaba a los vecinos a crear un grupo para denunciar la inseguridad y marchar en busca de más protección. En apenas media hora, dijo Andrea, ya eran 134 los participantes activos que se unieron a un grupo de Whatsapp. “Hay vecinos de casi todos los barrios, incluso periodistas, docentes, comerciantes y vecinos de Maldonado”, indicó.
Los participantes de la iniciativa planean dirigirse con una carta al Ministro del Interior Eduardo Bonomi. Después de redactado el mensaje saldrán a levantar firmas por la ciudad. “Pediremos que si el nuevo Código no permite que los policías actúen, que se reformen las leyes. Todos sabemos donde están las bocas y los delincuentes, ellos también, pero no pueden actuar sin órdenes de los jueces, les exigiremos un cambio. Nos dirigimos al Ministro porque es la cabeza, él dirige. Si a los de abajo le dan herramientas ellos actúan, solo es esperar el mando”, comentó.
En realidad, la Policía puede y debe atender la denuncias de los vecinos sin necesidad de orden alguna, salvo para casos de allanamiento. El problema es que las bocas de venta de drogas funcionan en la noche, cuando no se permite ni siquiera a la fuerza pública el ingreso a los hogares.

Miedo de salir
Andrea, docente y madre, dice no tener miedo a reclamar un derecho básico como es la seguridad, pero sí teme salir a la calle y ser herida por una bala perdida. “Últimamente tenemos miedo tanto de día como de noche, nos escribimos entre vecinos por las redes sociales que escuchamos balaceras a toda hora. Esto no es ser libre, vivimos pendientes de la delincuencia”.
Los vecinos planean además realizar una marcha de protesta. “La mayoría de nosotros apostamos a la educación, esto se construye desde abajo. Todos desde nuestro lugar aportamos nuestro granito de arena, pero la realidad actual no la podemos arrancar de raíz, tenemos que trabajar en conjunto”, dijo Andrea.
Mientras tanto, el jefe de Policía de Maldonado, Erode Ruiz, dijo que se está “investigando cuál fue el móvil del homicidio”, informó FM Gente. “De cualquier manera vamos a aumentar el operativo que se implantó a pedido de los vecinos, que están preocupados. Hay estos temas de tiros todas las noches, que es de gente vinculada al mundo de la droga”, dijo el jefe.Ruiz prometió aumentar el patrullaje en esa zona de la ciudad carolina.
Consultado sobre cómo se puede detener esta situación, el jerarca aseguró: “con más patrulla”. “Tenemos que buscar la manera de ampliar el horario porque estos problemas antes se daban a primera hora de la madrugada y ahora pasó cerca de las 6:00 de la mañana. Tenemos que buscar la manera de ampliar ese servicio”, sostuvo Ruiz.
A todo esto, el edil frenteamplista Joaquín Garlo comentó en la redes sociales haber dialogado personalmente sobre el tema con el ministro del Interior Eduardo Bonomi. “Nos preocupa mucho lo que ha sucedido en los últimos días en San Carlos, hechos de violencia que nos duelen a todas y todos. Ya nos hemos puesto en contacto con las jerarquías del Ministerio del Interior, incluso con el propio ministro Bonomi, quienes están trabajando en el asunto y planteando próximas actuaciones”, comentó.

Foto: R. Figueredo

Contenido publicitario