lapuerta

A pesar de que tiempo atrás el municipio de Punta del Este y muchos de sus vecinos se negaron a permitir el emplazamiento de un portón de hierro al ingreso del balneario, el intendente Enrique Antía autorizó a que la presunta obra de arte se colocara en ese lugar. Se trata de una gran puerta de hierro que el millonario norteamericano Roque de la Fuente hizo construir para dar la bienvenida personalmente a los turistas y que ya está siendo colocada en la proa existente frente al edificio el Torreón, en donde funcionó el restaurante el Mejillón.

Mientras tanto, en la Liga de Fomento hay formularios para quienes deseen firmar contra la instalación de la denominada “Puerta de Punta del Este”. El movimiento en contra surgió de inmediato en las redes sociales, donde la obra es llamada simplemente “el adefesio”. Se puede firmar entre las 10 y las 18 horas.

Roque de la Fuente es un estadounidense de origen mexicano propietario de diversos inmuebles esteños. Entre ellos, está el excine Concorde, el restaurante giratorio del edificio El Torreón, varios apartamentos y locales ubicados en el mismo complejo, solares y otras construcciones menores. Los vecinos esteños se quejan de que en la planta baja de El Torreón ya hay presuntas esculturas de pésimo gusto que, a su juicio, afean al balneario.

La puerta fue calificada como “obra de arte” en una resolución firmada por el intendente Enrique Antía el 12 de agosto de este año. Esa disposición autorizó la “locación” de la “obra de arte urbana denominada La Puerta de Punta del Este”.

De inmediato esa decisión generó la airada reacción de los concejales puntaesteños, que dieron a conocer su malestar por esta situación. Las intervenciones en los espacios públicos de la jurisdicción deben ser aprobadas por las autoridades del municipio, señalaron. Por otra parte, estimaron que la estructura es oscura y de grandes dimensiones, por lo que su presencia en ese lugar no es aconsejable desde ningún punto de vista.

Insistencia

El alcalde de Punta del Este, Andrés Jafif, explicó que hace un tiempo el concejo se opuso al emplazamiento de la “puerta” en dos predios de la rambla Claudio Williman.

“El expediente llegó desde la Intendencia con dos eventuales lugares para su emplazamiento. Uno en el predio de la Liga de Fomento. El otro en la entrada del edificio El Torreón. En ambos casos el concejo se opuso”, explicó.

El alcalde recordó que el expediente regresó a la Intendencia de Maldonado y que en ese ámbito fue aprobado el emplazamiento, en el frente del edificio “El Mejillón”, en la manzana 633 delimitada por las calles “La Angostura” y “Emilio Inzaurraga”.

La obra de arte en cuestión fue armada a partir de la fundición de hierro reciclado de barcos antiguos y restos de metales empleados para la construcción de la represa de Salto Grande.

El vecindario se enteró de la decisión comunal cuando vio maquinaria trabajando para instalar la famosa puerta. Una pala retroexcavadora comenzó las tareas de excavación, mientras un monolito que se había colocado en homenaje a Antonio Carbonaro, antiguo dueño del bar El Mejillón y creador del popular “chivito”, fue retirado. Este detalle generó desconcierto y amargura en la familia del desaparecido vecino de la localidad.

El monolito y la placa fueron embalados y guardados para preservarlos mientras se emplaza a la polémica “Puerta de Punta del Este”.

Roque de la Fuente es considerado en Estados Unidos el mayor vendedor de la marca “Cadillac”, entre otras cosas. Entre 1976 y 1990, De la Fuente consiguió franquicias de venta de autos, incluyendo las de las marcas Alfa Romeo, Audi, Chrysler, Dodge, Isuzu, Jeep y varios otros vehículos. También abrió 11 casas de cambio, algunas en Estados Unidos y otras en México.

El año pasado, el magnate vivió una inusitada popularidad al postularse como precandidato presidencial en EE.UU. por el Partido Demócrata. El lanzamiento de la candidatura de “Rocky” de la Fuente coincidió con su 61 cumpleaños.

 

Graciela Carbonaro está “amargada y dolorida”

Graciela Carbonaro, hija de Antonio, aseguró ayer a FM Gente que la modificación del espacio que recuerda a su padre, frente al “El Mejillón”, para instalar la llamada “Puerta de Punta del Este” le causó dolor y amargura. De todos modos, expresó que “puede haber gente más importante” que su padre y que podría dejarse a Carbonaro “un escalón más atrás”.

Carbonaro, que trabaja en el área de Turismo de la comuna, aseguró que la esquina del viejo “El Mejillón” es “un recuerdo entrañable” en su vida. “Ahí me crié. Y estoy un poco sorprendida” con el anuncio de que en ese lugar se instalará la obra denominada “Puerta de Punta del Este”, indicó.
También dijo estar “amargada y dolorida”, hablando en nombre “de la historia y de la identidad de un balneario, que no fue hecho al azar. Fue pensado, trabajado. Y el dinero no salía de la Intendencia, sino de los bolsillos de cada uno que ponía un negocio en Punta del Este”, señaló.
“Pero me voy a apartar como hija de Antonio Carbonaro. Me voy a poner como puntaesteña. Durante los 100 años de Punta del Este se le hicieron homenajes a varias personas, a más de 20. Y esa esquina se denominó ‘Rincón Antonio Carbonaro’, con la plazoleta, porque ahí estaba ‘El Mejillón bar’. Y más allá de que todo el mundo habla del ‘chivito’, tiene una connotación más importante que los puntaesteños antiguos conocen de lo que hizo mi padre”, señaló.
“Y nos vimos sorprendidos porque después que el pueblo eligió ese lugar para Carbonaro, deciden poner otra cosa. Ya no va a ser lo mismo. En un lugar emblemático, va a ir una ‘puerta’, que la Comisión de Patrimonio había dicho que no se pusiera en la Liga de Fomento, porque no era lo adecuado para la historia de Punta del Este, va a ir en ese rincón”, indicó.
“Puede ser que haya gente que es más importante que Antonio Carbonaro y que haya que dejarlo en un escalón más atrás y que la puerta quede adelante. Yo no voy a discutir más con nadie. Sí me duele que a la gente de Punta del Este no se la considere como se la tiene que considerar. La puerta de Punta del Este la abrió (Pedro) Risso en 1890, con la primera pensión. Y después lo siguió una catarata de gente, que le abre hasta hoy la puerta a Punta del Este”, agregó.

Contenido publicitario