Diversos vecinos de zonas rurales del departamento afectados por la delincuencia se reunieron días atrás con la Comisión Nacional de Seguridad Rural en la sede de la Sociedad Rural Paso Dutra, ubicada en la Ruta 39. Los vecinos consideran que se debe recomponer “en forma urgente” la seguridad y vigilancia, para evitar que siga habiendo robos, dijo Graciela Italiano, una señora que reside en Sierra de los Caracoles e integra la organización “Vecinos en Alerta”.
El grupo “se creó en 2016 y cubre el área de la Ruta 39 y alrededores, con Abra de Perdomo, Partido Norte, Paso Dutra y Caracoles. Participamos 95 familias, con el propósito de apoyarnos mutuamente y apoyar a las autoridades en temas de emergencia y seguridad”, dijo la señora a FM Gente. “En la parte de emergencia, estamos conformes respecto a cómo se está manejando; en la de seguridad, estamos inquietos. Se cometen delitos toda la semana y no hay suficiente vigilancia. Hace un tiempo la había”, indicó.
“Estamos en contacto con la Policía cada vez que se comete un delito. Avisamos, denunciamos. En muchos casos se responde, pero hay otros en lo que no llegan a nosotros a tiempo. Por eso pedimos esta reunión con las autoridades”, explicó. La vecina estimó que se necesitan más policías patrullando y dijo que se reclama la reapertura de la comisaría de Las Cañas, con dos agentes. También estimó que el gobierno debe facilitar la tenencia de armas, “sin tanta burocracia”, atendiendo que una patrulla demora en llegar al menos unos 50 minutos. “Pedimos que se hagan controles policiales en los caminos rurales, como se hacía en otras oportunidades, dos veces por semana, con controles de documentos y vehículos” para evitar el robo de objetos y animales, añadió.

Contenido publicitario