UTE1

 

“Que en este verano no se hagan los distraídos…”. Con esta consigna, los trabajadores del sindicato de UTE, Aute, anunciaron ayer que ocuparán las oficinas de Maldonado el próximo lunes 4 de enero de 2016, a la hora 18. Aute anunció que “la medida de ocupación será acompañada por un paro de 24 horas para todo el departamento de Maldonado” y adelantó que en ese lapso “quedarán únicamente operativas las guardias gremiales para atender cualquier contingencia”.

“Llevaremos adelante una medida sindical de ocupación por 24 horas de las instalaciones de UTE Maldonado (Román Bergalli y Av. José Batlle y Ordóñez)”, anunciaron. En ese predio funciona la oficina comercial del ente, el distrito Maldonado, el CMD regional este, y la Gerencia regional de Distribución, por lo que prácticamente todo quedará paralizado.

La medida de fuerza se realiza en el marco de un conflicto que el sindicato dice venir desarrollando “desde el mes de julio de 2015” sin lograr ningún avance. “El conflicto es contra el plan de recortes aplicado para el ente autónomo UTE que de aplicarse significará que durante los próximos años asistamos a un dramático proceso de privatización y tercerización del servicio público de energía eléctrica”, agregó un comunicado difundido en la víspera. En realidad el “dramático proceso” comenzó hace largos años y es lo que ha permitido la instalación de varios parques eólicos y la reducción de la dependencia del petróleo.

Privados

Según el mensaje del sindicato, el plan de recortes impuesto para UTE genera “tres puntos centrales” sobre los cuales los trabajadores exigen “rectificaciones”.

“Pasarán inversiones que son estratégicas para el país a empresas privadas para que estas las construyan, las gestionen, y sean los dueños de las mismas. Estamos hablando, entre otras cosas, de redes de trasmisión de alta tensión que son fundamentales para el Uruguay  que serán de capitales privados que priorizarán la búsqueda de ganancia en detrimento del servicio público.

Aute plantea que se den las garantías para que las nuevas instalaciones que construyan los privados no vulnere ni la propiedad ni la gestión por parte de UTE”, dijo el comunicado.

El gremio también cuestionó que se “aplican profundas restricciones al ingreso de personal, aún a sabiendas que la UTE va a crecer” con “nuevas redes, demanda de energía (y) nuevos servicios”. A su juicio, esto “significará un aumento absolutamente rechazable de la tercerización del servicio”, por lo que “Aute plantea un plan de ingreso de personal que acompañe el crecimiento del ente”.

El sindicato también acusa a las autoridades del ente de violar acuerdos firmados en el año 2013 entre “UTE, OPP, Mesa de Entes, y AUTE sobre un plan de ingreso de personal”. “Ese acuerdo fue en principio absolutamente desconocido por UTE-OPP-MEF y luego descartado en forma absolutamente unilateral. Aute exige que se respete la negociación colectiva, estamos dispuestos a construir otro acuerdo pero desde la otra parte se plantea simplemente avasallar a los trabajadores”, aseguró.

“Saquear al pueblo”

“Hemos intentado negociar una salida, pero el lineamiento de pasar el servicio público hacia los capitales privados es mucho más fuerte que la voluntad de generar salidas negociadas con los trabajadores. Es más, en el marco de una clara actitud antisindical aplican descuentos por medidas gremiales en una forma absolutamente abusiva e irracional para intentar amedrentar a los trabajadores”, dijo el gremio.

“Queremos una UTE de cara al pueblo que permita construir una lógica de servicio público por encima del negocio, que tenga una tarifa eléctrica justa y no como ahora que los hogares pagan el doble; donde no se entregue soberanía nacional a través de la privatización de los recursos energéticos, que invierta en el país y motorice la economía interna, que las ganancias vayan a educación, salud, y vivienda y no que terminen engordando cuentas bancarias en algún banco extranjero. Los Trabajadores de UTE estamos comprometidos con la defensa de UTE, lo decimos en defensa de nuestra fuente de trabajo pero por sobre todas las cosas lo decimos como Uruguayos, ya que estamos convencidos que no podemos ‘mirar para el costado’ mientras se despliega un plan que terminará privatizando el servicio público de energía eléctrica”, añadió.

“Al igual que durante los años 90, los trabajadores defenderemos la UTE de todos y que no se entregue a los que siempre buscan saquear al pueblo”, concluyó.

 

Contenido publicitario