PATRULLAS

Traicionado por sus nervios, un vendedor de drogas huyó intempestivamente al ver una patrulla policial, por lo que llamó la atención sobre su persona y terminó detenido.

Todo comenzó cuando un móvil perteneciente al área de investigadores del Distrito Operacional II, se encontraba realizando patrullaje preventivo en calle Soriano entre Colonia y Canelones de la ciudad de Maldonado. Al pasar frente a una whiskería existente en el lugar, un sujeto se percató de la presencia del móvil policial y comenzó a correr intentado ingresar a una finca de las inmediaciones. Como el portón de la casa estaba trancado, el sujeto arrojó un objeto hacia el interior del patio.

Una vez detenido introdujo en su boca una bolsa; era un uruguayo de 24 años de edad. En esos momentos se aproximó también otro individuo, de 32 años de edad, quién manifestó ser propietario de la finca donde fue arrojado el objeto, e intentó entorpecer la labor policial. A su vez fue consultado un ciudadano de 83 años, quién salió del interior de la misma casa y manifestó que el segundo intervenido estaba residiendo en el lugar por su autorización.

El anciano permitió a los agentes ingresar a su propiedad. Allí constataron que el objeto arrojado hacia el patio era un revólver calibre 38, marca Colt, con un proyectil en su interior.

Posteriormente fue inspeccionado el dormitorio del detenido, donde se hallaron 26 dosis de una sustancia blanca envueltas en papel, presumiblemente cocaína.

La bolsa que el primer detenido había guardado dentro de su boca tenía 12 dosis de sustancia blanca, que también fueron incautadas.

Los dos detenidos fueron derivados a las instalaciones del área de investigadores del Distrito II y la magistrada de turno fue enterada de las actuaciones realizadas.

En Solís

Por otra parte, en horas de la noche del lunes, efectivos de la Seccional Quinta tomaron conocimiento mediante un llamado al Servicio de Emergencias 911, sobre un intento de rapiña que se llevó a cabo en el interior de una finca ubicada en barrio El Golf de aquella jurisdicción.

Los efectivos concurrieron al lugar y se entrevistaron con el propietario de la finca, un uruguayo de 47 años de edad quién relato lo sucedido. Expresó que su hijo menor de edad se encontró en el interior de uno de los dormitorios con un desconocido de sexo masculino, quién lo amenazó y le exigió el dinero que había en la casa.

Posteriormente el denunciante constató la falta de una cartera de dama que contenía documentación, dos anillos, tarjetas de crédito y $U 5.000 (cinco mil pesos uruguayos).

El hecho esta siendo investigado por personal del área de investigadores del Distrito Operacional I.

Contenido publicitario