PATRULLASDios perdona, los ladrones no. Ni siquiera a los sacerdotes de que se dedican a cantar misa en las parroquias de los barrios. Según informó ayer FM Gente, este martes un cura sufrió un robo mientras daba una misa en la Capilla de los Treinta y Tres, que está ubicada en la calle Sarandí, muy cerca de Barrio Norte.

Mientras el sacerdote oficiaba, un desconocido ingresó a la casa parroquial y se llevó su mochila, en la que tenía sus documentos, las llaves de un auto Fiat y otros efectos personales. La policía está trabajando en el caso.

La víctima fue un padre de nacionalidad chilena. Luis Fusco. El Fiat pertenece al obispo Rodofo Wirz, que se lo había prestado para que se desplazara.

Efectivos policiales de la seccional primera trabajan en el caso.

Contenido publicitario