La Dirección de Medio Ambiente de la IDM explicó que los camalotes que habían llegado a la costa son hierbas acuáticas biodegradables, por lo que no han tenido un impacto importante para el ecosistema. Su presencia se debe al desborde de ríos, lagunas y arroyos que desembocan en la cuenca del Río de la Plata.

También se puntualizó que hasta el momento no se reportaron denuncias por la aparición de víboras, roedores o arañas que pudieran llegar a la costa arrastrados por las corrientes y trepados a la vegetación. Sin embargo, el operativo de limpieza desplegado por las cuadrillas de la Intendencia de Maldonado hace especial hincapié en el retiro de residuos plásticos que también vienen mezclados junto a los camalotes.

Conocido comúnmente como camalote, la Eichhornia crassipes es una planta acuática de la familia de las Pontederiaceae. Es originaria de las aguas dulces de las regiones cálidas de América del Sur, y las cuencas Amazónica y del Plata. Fuera de su nicho original se la considera como especie invasora y es la única de su género estrictamente flotante.

Contenido publicitario