Ya tenía medidas restrictivas y empujó de la moto a su expareja: irá dos meses a la cárcel

Una vez que sea puesto en libertad deberá portar una tobillera electrónica y mantenerse a más de 500 metros de la mujer

El viernes de tarde la policía recibió una llamada en la que se informaba sobre un accidente de tránsito. Al llegar al lugar, los efectivos se enteraron que en realidad, un hombre de 35 años, que debía cumplir medidas restrictivas impuestas por la justicia en el marco de una causa de violencia doméstica y de género, había tirado a su expareja de la moto, cuando ésta se desplazaba por el Camino de los Gauchos.
Como consecuencia de la caída la mujer sufrió algunas heridas y debió ser atendida por una unidad de emergencia médica. La policía confirmó además, que el hombre registraba “reiterados delitos de desacato” a esas medidas y, de hecho, sobre él había una orden de detención vigente.
Luego de tirar a la mujer el individuo, de iniciales J.J.B.C, se había retirado del lugar, pero la policía no tardó en ubicarlo, detenerlo y trasladarlo a dependencias policiales, luego de lo cual fue sometido a la justicia que lo condenó como autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravado en concurso fuera de la reiteración, con un delito de lesiones personales y reiterados delitos de desacatos, a la pena de 10 meses de prisión, a cumplirse en régimen mixto: los primeros 2 meses de prisión efectiva, los siguientes 8 meses, bajo el régimen de libertad a prueba, con las siguientes condiciones: el total de la pena deberá residir en un domicilio especifico, someterse al plan de intervención de la OSLA, la obligación de presentarse una vez por semana en la Seccional Policial de su domicilio, prestación de servicios comunitarios dos horas semanales, los que deberán cumplirse dentro del total de la pena, prohibición de acercamiento y comunicación en un radio de 500 metros con la víctima con porte de dispositivo electrónico, una vez sea puesto en libertad.