puglia

 

Por el Cr. Ricardo Puglia

 

Zambia fue poblada por tribus de cazadores-recolectores, khoisantonga, y nkoya. A partir del siglo XII, los bantú  poblaron gran parte del continente y los llamados batonga fueron los primeros en establecerse en Zambia. Entre los siglos XVII y XIX otros pobladores siguieron llegando de Luba y Lunda originarios de la actual República Democrática del Congo y del norte de Angola y los nguni desde el sur.

En el siglo XVIII, Zambia fue explorada por el británico David Livingstone y en 1890 comenzó la colonización británica por medio de la British South África Company dedicada a explotar los minerales de la zona.

Zambia, llamada en el pasado, Rodesia del Norte, nació en 1964, y su primer ministro fue Kenneth Kaunda. Poco después, el gobierno declaró unilateralmente su independencia (noviembre de 1965), donde residían cerca de 70 000 habitantes de origen británico. Kaunda fue reelecto permaneciendo en la presidencia hasta 1991 y en 2015 accedió a la presidencia E. Chagwa Lungu.

La economía de Zambia, depende del cobre, y este representa el 90% del valor de las exportaciones. El petróleo es importado y según el Banco Mundial, Zambia en 2014, alcanzó un PIB de 27,07 mil millones de dólares con una población de 15,72 millones de personas y una esperanza de vida de 43 años al año 2011. El promedio de hijos por mujer es de 5,07 y el 80,6% de la población está alfabetizada.

Se estima que el 15.2% de la población adulta entre 16 y 49 años está infectada con el virus de VIH (SIDA), lo que significa que 1.100.000 personas estaban viviendo con el virus en el año 2014. Actualmente, un 60 % de la población vive debajo de la línea de pobreza, siendo esta un 78% en las áreas rurales y un 52% en las áreas urbanas. El idioma oficial es el inglés seguido de 72 dialectos autóctonos.

En el sector industrial se destaca la refinación del cobre como también la producción de cemento e industrias derivadas de la agricultura: aceites vegetales, manufacturas del algodón, azucareras, jabones, etc. La agricultura se encuentra poco desarrollada pese a generar el 85% de empleo total. Básicamente se centra en cultivos de subsistencia como el maíz, la papa, cacahuetes, mandioca y mijo. También produce algodón, café, caña de azúcar, y tabaco. En la ganadería, carne bovina y en los lagos y cursos fluviales se realiza la actividad pesquera.

El turismo internacional, constituye una importante fuente de ingresos -cataratas, zafarís-.

El Comercio Exterior del país está basado en la explotación de cobre,- Copperbelt o Cinturón del Cobre-, en el centro y norte de Zambia. En 2014 las exportaciones alcanzaron a 10.220 millones de dólares, y en 2015, la estimación es que disminuyan hasta los 6.726 millones de dólares, debido a la baja del precio de este commoditie.

Raúl Sendic junto a legisladores y funcionarios viajaron Lusaka, capital de Zambia, donde participaron de la 134º Asamblea de la Unión Interparlamentaria y Reuniones Conexas. En total fueron 14 representantes uruguayos, cinco días en Zambia y gastaron U$S 120.000.

La asamblea celebrada entre el 19 y 23 de marzo de la UIRC trató siete puntos. La elección de autoridades, “cooperación mundial contra la amenaza a la democracia”, “asegurar la protección duradera del patrimonio cultural” y el tema central: “Rejuvenecer la democracia: dar la palabra a los jóvenes”. Además, se incluyó como “punto de urgencia” el “dar una identidad a los 230 millones de niños indocumentados en el mundo”.

Previo a su llegada a Zambia, R Sendic, hizo una visita de cuatro días a la República Democrática de Congo -país amigo de Cuba donde Ernesto Guevara desarrolló su segunda experiencia guerrillera entre abril y noviembre de 1965- y se reunió con el presidente del país, Joseph Kabila, “procurando impulsar un intercambio comercial, ya que el Congo es un gran comprador de alimentos” y participó de reuniones con representantes de Naciones Unidas sobre la Misión de Paz que las Fuerzas Armadas uruguayas cumplen en ese país “y que implican la llegada permanente de ingresos al país”.

Sendic no deja pasar oportunidad de gastar fondos públicos, desde que llevar a su edecán y custodia parece innecesario y hasta resulta una muestra de soberbia. En cuanto a todos los demás integrantes de la delegación, parece que hacerse un paseíto exótico a costo de toda la población sobrepasa todo entendimiento salvo que el conocer Zambia les brindara algo muy pero muy distinto a lo que podrían haber aprendido en libros de geografía. Los servicios comerciales del MREE y el Ministerio de Defensa parecen pintados ante la intervención del vicepresidente.

¿No habrá que revisar y actualizar las organizaciones en que el Uruguay y todo el Estado se encuentra asociado y analizar sus costes anuales y conveniencia o no de continuar en ellas?

¿Habrá recortes en la nueva Rendición?

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

Comments are closed.