A los tiros porque le pegaron un pelotazo

Un hombre de 81 años, de iniciales L.G.P.P. fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de disparo de arma de fuego o acometimiento con arma apropiada, un delito de porte y tenencia de arma de fuego en lugares públicos y un delito de tráfico interno de arma de fuego, todo en régimen de reiteración real, a la pena de seis meses de prisión que se cumplirá en régimen de libertad a Prueba.

El hecho que terminó con este anciano condenado tuvo lugar el pasado jueves. Una mujer se presentó en la seccional sexta junto a su hijo de dieciséis años y denunció que mientras el joven jugaba al fútbol golpeó con la pelota a su vecino, el ahora condenado, quien, a pesar del pedido de disculpas, sacó un arma de fuego y realizó varios disparos.

La mujer entregó además a los policías un cuchillo que le había quitado al iracundo sujeto cuando se dio cuenta de la situación. Los efectivos incautaron el arma y pusieron la situación al tanto de la fiscalía que dispuso la conducción del hombre ante la justicia.