Abrieron inscripciones para cursos de programación y testeo de software

Jóvenes a Programar es una iniciativa de Plan Ceibal, dirigida a jóvenes de entre 18 y 30 años, que busca capacitar, de forma gratuita, programadores y testeadores de software. Este año el llamado es solo para mujeres, y tiene 500 cupos para nuevos ingresos en todo el país. Además hay 500 cupos para quienes hayan egresado de cursos de las ediciones pasadas.
Este programa nació en 2017 de la mano de Plan Ceibal, apoyado por la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP).
En la primera edición participaron 1.000 jóvenes de 11 departamentos, este año el llamado solo incluye a mujeres, población que tiene un porcentaje más bajo de participación, en áreas tecnológicas, que los hombres. Un informe de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) llamado “Claves para el desarrollo: más mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas” muestra, con datos de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, que en 2017 la población de investigadores de ingeniería y tecnología estaba compuesta por un 68,9% de hombres y un 31,1% de mujeres. Según cifras de CUTI, dentro de los trabajadores de las 360 empresas de tecnología que la integran, solo el 20% son mujeres.

Lenguaje
Jóvenes a programar promete presentar las principales herramientas para trabajar en el sector tecnológico. El curso, que tiene una duración de nueve meses, propone enseñarles a los estudiantes los principales lenguajes de programación, como son .Net, Python, GeneXus y WebUI, además de brindar capacitación en testing. El curso no tiene costo y el único requisito para quienes se anoten es tener aprobado el Ciclo Básico. Una vez terminado el curso, quienes lo aprueben obtendrán el certificado de Programador Básico o Tester de Software Básico.
Todos los materiales utilizados en el curso son gratuitos, en caso de que los estudiantes no tengan una computadora para trabajar, el programa les presta una. Dentro del curso algunas clases son presenciales y otras a distancia, por medio de videoconferencia.
Inscripciones
Las inscripciones se realizan mediante un formulario electrónico en la web: jovenesaprogramar.edu.uy. Después de realizar la inscripción se deberá hacer una prueba en la que se evalúan conocimientos básicos de cálculo, razonamiento lógico y comprensión lectora. Una vez que se obtengan los resultados de la prueba y la respuesta del programa, se podrá decidir qué cursos se desea hacer, donde y en qué horarios. Si los resultados obtenidos en la prueba son los requeridos o se acercan a ese número se habilitarán los siguientes pasos. Si el resultado obtenido es muy lejano al requerido, la prueba deberá darse nuevamente el próximo año.
La información sobre los centros y los horarios donde se impartirán los cursos estarán disponibles en la web entre febrero y marzo. Algunas clases serán teóricas, otras prácticas o en forma de taller. Las clases están a cargo de profesionales que se desempeñan actualmente en diferentes empresas y organizaciones dedicadas a la tecnología en el país.

Al final
Una vez finalizado y aprobado el curso, los estudiantes podrán recurrir al Servicio de Intermediación Laboral, que sirve de vínculo entre quienes egresan de Jóvenes a Programar y empresas que estén en busca de personal especializado en tecnología. Esta parte del programa, busca ayudar a los estudiantes con la inserción laboral.