En un discurso pronunciado el pasado sábado en un acto proselitista desarrollado en una chacra de la zona, el intendente y precandidato a la presidencia Enrique Antía dijo que de ganar las elecciones se comprometía a concretar rebajas impositivas a quienes generan empleo. Por lo demás, tildó de “poco seria” la propuesta del también precandidato nacionalista, Juan Sartori, quien dijo la pasada semana que crearía 100 mil puestos de trabajo. Según Antía, del sector Mejor País, ese tipo de promesas “fomentan el descrédito del sistema político”.
Antía participó en un acto de la lista 44 de la diputada Elisabeth Arrieta. En esa instancia, estimó que el trabajo era la prioridad de los uruguayos y que se debía enfocar a disminuir los impuestos a los empresarios para generar así mejores condiciones para el trabajo.
De salir electo, señaló, eliminaría durante un año los impuestos que gravan a las pequeñas y medianas empresas. A su juicio, el “impuesto ahoga a la gente y la está llevando a la informalidad. Primero hay respetar el trabajo y luego que se establece se le formaliza con un impuesto”, indicó.
El precandidato también habló de la seguridad y explicó que su propuesta en la materia fue la única presentada hasta ahora por el Partido Nacional. Antía propuso llevar a todo el país de un sistema de videovigilancia y reforzar a Prefectura con modernos equipamientos. Se trataría de una inversión de más de 100 millones de dólares pagaderas en 10 años.

Educación
El precandidato también se mostró partidario de apostar a la educación. “El futuro es la formación, el dar instrumentos para el progreso de los jóvenes. Hoy en día en la educación mandan los sindicatos, en un gobierno de Mejor país van a mandar los padres”, señaló.
Dijo que ampliaría las escuelas de tiempo completo, los CAIF y los liceos de tiempo extendido.
Hablando de cómo lograría concretar esas ideas, Antía dijo que apuesta a un “gran acuerdo político nacional”. Como ejemplo, señaló que en Maldonado se puso de acuerdo con la oposición para abordar los grandes temas para el departamento. “Ese modelo hay que replicarlo a todo el país”, estimó.
El precandidato también aseguró que su sector es un “virus de esperanza” que contagia a todos, además de garantía de buen gobierno y unidad partidaria. “En la Interna se define no un candidato, sino el futuro del Uruguay”, concluyó.

Contenido publicitario