Arbeleche: Gobierno aumentó empleo y salarios, bajó impuestos y ordenó cuentas fiscales

En su exposición sobre los resultados de 2023 y las proyecciones para 2024, la jerarca aseguró que el Gobierno mantuvo los compromisos asumidos y cumplió con la regla fiscal

El año 2023 cerró con mayores niveles de actividad económica, exportaciones, inversión, empleo, salario real y consumo de los hogares, con respecto a 2019, informó, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche. La jerarca destacó en su presentación que el Gobierno muestra la evolución macroeconómica por cuarto año consecutivo, en una instancia asociada a la implementación de la regla fiscal establecida por la ley de urgente consideración (LUC) n.° 19.889, del 9 de julio de 2020. “La normativa enfoca la observación en el comportamiento fiscal de la administración”, señaló.

Resultados económicos en 2023
El nivel de actividad económica en 2023 fue 3,6% mayor que en 2019. Este porcentaje es consistente con la proyección del producto interno bruto (PIB) para 2023, del 0,5%, explicó. Las exportaciones de bienes y servicios superaron en 4,5% lo registrado en 2019, mientras que la inversión total en obras, considerando tanto las iniciativas públicas como privadas, aumentó un 20% respecto al mismo año.
“La evaluación de la política económica se tiene que hacer con la creación de empleo”, afirmó. En este sentido, agregó que 37.000 personas accedieron a un trabajo durante el año pasado y que hubo un total de 76.100 individuos ocupados más entre 2019 y 2023.
La ministra indicó que durante la última administración (2015-2019) se perdieron 52.600 puestos, por lo que el crecimiento registrado recientemente permitió superar ese perjuicio, producto del diseño de las políticas públicas. El salario real, en tanto, se ubicó un 2% por encima de los niveles previos a la pandemia.
Luego, Arbeleche resaltó la baja de la inflación en 2023, que cerró en 5,1%, frente al 8,8% registrado en 2019. La disminución de este índice, sumada a la reducción de impuestos realizada por el Gobierno, permitió un aumento del 0,5% del salario real y del 3,7% del consumo de los hogares. Este último se incrementó un 5,4% respecto a 2019.
“La consolidación del proceso de creación de empleo, la disminución de la inflación y el aumento del salario real y del consumo de los hogares resulta en una mejor calidad de vida y en más libertad para los uruguayos”, aseguró.

Situación fiscal en 2023
La titular de Economía destacó el manejo fiscal ordenado, con baja de impuestos y manejo del gasto. Explicó que la regla fiscal establecida en la citada LUC es el marco en que se debe medir la conducta del Gobierno y se basa en tres pilares: el primero mide el resultado estructural; el segundo, el tope de gasto, y el tercero, el tope de endeudamiento o deuda neta.
En cuanto al primer pilar, Arbeleche valoró que el resultado fiscal estructural de 2023 fue de 2,7% del PIB, en comparación con el 4,5% registrado en 2019. El segundo muestra un aumento de 1,5% del PIB, sin considerar los egresos relacionados a la atención y las consecuencias de la emergencia sanitaria provocada por la covid-19. El tercero cerró en 2.424 millones de dólares. La ministra detalló que, luego de que el Parlamento votara un límite de 2.200 millones, se presentó una cláusula de aumento del tope legal para atender la emergencia hídrica, por lo que se incrementó el monto total a 2.860 millones, y no se utilizó todo el cupo autorizado.
La jerarca sostuvo que los resultados confirman el cumplimiento de la regla fiscal por cuarto año consecutivo. Esto posibilitó que el país lograra la calificación crediticia más alta de su historia y se ubicara por encima del nivel mínimo del grado inversor para las calificadoras de riesgo. En caso de recurrir a un préstamo para cubrir el déficit fiscal, Uruguay puede hacerlo a una tasa menor y liberar recursos para otras áreas que lo necesiten, indicó.
“Hay un quiebre en la manera de hacer política económica”, aseveró, al referirse a la rebaja tributaria. Mientras en el pasado cada gasto se financiaba con más impuestos, la actual administración redujo el de renta de las personas físicas (IRPF), lo que benefició al 75% de los contribuyentes, y el de asistencia a la seguridad social (IASS) para todos los pasivos, entre otras medidas que implican una resignación fiscal de 150 millones de dólares anuales. “La rebaja de impuestos también es más libertad para las personas”, dijo.
Perspectivas para 2024
Se prevé un crecimiento del PIB del 3,5%, así como la continuidad en el dinamismo del mercado laboral y unas 14.000 personas ocupadas más para el final del año. En cuanto a la inflación, se considera que se ubicará en el entorno del 4,9%. En este punto, Arbeleche recordó que el Banco Central revisó a la baja su proyección para el año en curso.
En cuanto al resultado fiscal previsto para 2024, la ministra indicó que la estimación es de -3% del PIB, en función de que el Estado recibirá menos ingresos por la baja de la inflación. El aumento del gasto, en tanto, se estima en un 2,8%, mientras que la previsión de endeudamiento se mantendrá en 2.300 millones de dólares.
Arbeleche aseguró que el Gobierno cumplió con los compromisos de dinamizar la economía, generar empleo, mantener el salario real, bajar impuestos, ordenar las cuentas fiscales y avanzar con las reformas estructurales, como la de la seguridad social. “Gastar más de forma focalizada, de forma eficiente, atendiendo las necesidades de las personas, y bajar impuestos no es contradictorio con tener las cuentas ordenadas”, concluyó.
La ministra estuvo acompañada por el subsecretario de la cartera, Alejandro Irastorza, y la directora de Política Económica, Marcela Bensión. Además, asistió al evento la prosecretaria de Presidencia, Mariana Cabrera.