Artesanos proponen proyecto de decreto para regular y legalizar su actividad

Sugieren crear un “registro departamental” y un carnet que les permita comercializar sus productos en zonas preestablecidas sin temor a ser corridos por personal municipal

Un grupo de artesanos que suelen vender sus productos en calles y paseos de Maldonado y la zona balnearia elaboró un proyecto para regular los puestos de venta de sus productos que este martes 10 de marzo remitió al gobierno comunal. Se trata de “un proyecto de decreto con peso de ley, para asegurarnos derechos y garantías, y así poder desempeñar nuestra actividad laboral”, indicó el grupo.
“Les pedimos a los gobernantes tengan en consideración, que es así como llevamos el sustento a nuestros hogares, ya que es la salida laboral que elegimos. Entendiendo también que la cultura y las actividades culturales son de suma importancia para la ciudadanía en general”, señalaron los trabajadores. “Las nuevas generaciones de artesanos, nos vemos sumamente afectados al accionar de municipales y gobernantes que nos excluyen de cualquier norma o decreto real. Dejamos en claro que somos artesanos difusores de cultura, y no manteros, ni vendedores ambulantes, ni comerciantes. Exigimos reconocimiento”, agregaron.

Los motivos
El proyecto de decreto departamental “busca proteger y promover la actividad artesanal”, dice la exposición de motivos. “La necesidad de una solución específica radica en las características particulares de las y los artesanos, que la diferencian de las otras personas que comercian productos en las calles, mercados, ferias y otros establecimientos. El proceso de producción que ejecutan las y los artesanos encuentra en el trabajo manual su fundamento, que deriva en productos en los que se imprimen características particulares y únicas.
En contradicción con el decreto Nº 3707 del 22 / 11 / 96, que regula la venta ambulante de productos alimenticios, y productos de reventa tales como diarios / revistas, en la vía pública (se omite toda referencia a productos artesanales no alimenticios ni de reventa) y en concordancia con el marco normativo vigente en la República Oriental del Uruguay”, indicó el escrito.
Más abajo, y entre otras cosas, señaló que “con esta iniciativa se pretende ordenar y fomentar la actividad, y proteger la integridad de las y los artesanos callejeros, vendedores en la vía pública que, al no estar reconocidos, muchas veces son desalojados con el uso de las fuerzas públicas y sufren la injusta confiscación de sus productos, bienes, elementos y herramientas de trabajo por parte de las mismas en los distintos municipios de este departamento”.
Por otra parte, el grupo invitó a la población a participar mañana de una manifestación que se realizará en la explanada de la IDM entre las 9 de la mañana y las 14:45 horas. “Allí expondremos nuestras artesanías y participaran distintos difusores culturales de Maldonado y otros departamentos. Vamos a estar a disposición de cualquier ente público que quiera recibirnos, ya que el viernes vamos en busca de una solución preventiva hasta que el proyecto de decreto este habilitado”, anunciaron.

Registrados
Además de reconocer al artesano como “creador y constructor de cultura” y de definir el “trabajo artesanal”, el proyecto plantea la creación de un “registro departamental de artesanas y artesanos”. “La inscripción de este registro habilitará el reconocimiento oficial de la comisión de artesanos por parte del gobierno departamental, y será requisito indispensable para la comercialización del producto de su trabajo en espacios públicos autorizados. La información allí contenida se regirá en lo pertinente por lo dispuesto en la ley Nº 18.331”, reza el texto.
También propone “el otorgamiento de un carné para que las y los artesanos puedan comercializar el producto de su trabajo en los espacios públicos autorizados. Deberá tenerse disponible en el momento, a fin de mostrarlo en caso de que la autoridad fiscalizadora así lo requiera. El mismo tendrá una vigencia de 5 años y será personal e intransferible. No tendrá valor monetario y su tramitación se realizará en el momento en que la o el artesano lo requiera”, dice el proyecto.
En otra sección propone los espacios públicos autorizados para la venta de productos artesanales. En Maldonado la peatonal Sarandí, la Plaza San Fernando, el Parque La Loma y las Ferias Semanales Municipales. En Punta del Este la Rambla Peatonal (glorieta del puerto) y la rambla peatonal del Parque de las ánimas (La Mano). En Piriápolis la Rambla de los Argentinos y la vereda comercial entre las calles Atanasio Sierra y Manuel Freire además de las Ferias Semanales Municipales. También en la Plaza de Garzón y José Ignacio y en el Pasaje peatonal Faro de José Ignacio.
Asimismo, sugiere que, ante la organización de eventos públicos al aire libre, la IDM “deberá informar a los y las artesanas para que, quienes estén interesados, puedan disponer de un espacio para exhibir y comercializar sus artesanías”.