Así es el protocolo para la vuelta a la construcción; será obligatorio el uso de tapaboca

Luego de varias reuniones se llegó a un acuerdo para la vuelta de los trabajadores de la construcción y se estableció un protocolo de seguridad que tiene como objetivo disminuir la probabilidad de contraer o contagiar COVID 19, al reintegro a la actividad. Según el documento al que accedió Correo de Punta del Este, estas disposiciones se mantendrán vigentes mientras dure la condición de emergencia nacional. Este lunes se informará a todos los trabajadores sobre las medidas a adoptar. Esta reunión se hará al aire libre y manteniendo una distancia no menor a 1 metro. Además, en las carteleras habrá información didáctica sobre el COVID 19.

Además, las empresas analizarán la posibilidad de desfasar el horario de ingreso y deberán desinfectar los vestuarios y baños antes de la entrada del personal, después del almuerzo y al finalizar la jornada. Los baños deberán tener un sistema para lavado de manos con agua potable y jabón. Para secarse deberá haber un sistema de aire o papel descartable. De no ser posible estas condiciones deberá haber alcohol en gel. El comedor deberá ser desinfectado a tes y después de ser utilizado así como también todos los elementos del mismo.

Se deberá desinfectar, por parte de la empresa, todas las herramientas de trabajo además de proveer al trabajador de los insumos para desinfectar las herramientas de trabajo propias. Las empresas tendrán que medir la temperatura de los trabajadores al ingreso a la obra y/o los vehículos que los trasladen. Esta obligación quedará sujeta a la disponibilidad de termómetros en el mercado, lo que será informado por el MTSS.

Será obligación del empleador entregar dos tapaboca de telao reembolsar con 300 pesos al trabajador que lleve el suyo. Los vehículos que lleven a los trabajadores al centro de trabajo podrán solamente ir con la mitad de la capacidad permitida y deberán ser desinfectados diariamente.

Será obligatorio el uso de tapabocas. 

Se recomienda que el personal se mantenga en su zona de trabajo y evite la circulación innecesaria dentro de la obra. Cada vez que cambie de lugar o de herramientas deberá desinfectarse las manos.

En caso de identificarse algún operario con síntomas se lo aislará, definiendo en cada centro de trabajo un lugar para ello, se le entregará una mascarilla y se llamará a una persona de contacto.