Atraparon a responsables de una rapiña en una farmacia

Se trata de un hombre de 24 años y una mujer con antecedentes penales que fue condenada a cinco años de prisión

La Juez Penal de turno, el día de ayer, dispuso la Formalización de un hombre de iniciales B.M.A., de 24 años de edad, por la presunta comisión de dos delitos de rapiña agravada en régimen de reiteración real, en calidad de autor. Asimismo, dispuso con carácter cautelar la prisión preventiva por el plazo de 120 días, con cese automático. Y la condena de Sandra Florencia Rodríguez Cuello, de 24 años de edad y poseedora de antecedentes penales como autora penalmente responsable de un delito de rapiña especialmente agravada, a la pena de cinco años de penitenciaría.
Días atrás se cometió una rapiña en una farmacia ubicado en Batlle y Ordóñez y Soler adonde ingresó un hombre y mediante amenazas con un arma de fuego exigió la recaudación que ascendía a 12.000 pesos uruguayos y además se llevó 1000 pesos de un cliente.
Cuando se retiró del lugar otra persona lo esperaba en una moto para huir.
Luego de realizar algunas averiguaciones el personal policial pudo establecer la localización de los posibles autores que estarían en una casa de la calle Hernandarias, y con la debida autorización realizaron una inspección. Allí incautaron una moto y otros efectos.
En horas de la noche, un móvil policial que patrullaje por la ciudad vio a los autores de la rapiña a los que detuvieron y llevaron a dependencias policiales.

Dañina
En San Carlos la justicia dispuso la formalización de la investigación para una mujer de iniciales N.D.A.S., de 44 años de edad, por la presunta comisión de reiterados delitos de daño. Días atrás la policía fue alertada sobre un problema entre vecinos en la calle 18 de Julio.
Una vez en el lugar, se entrevistaron con la víctima, quien manifestó que su vecina N.D.A.S. le habría realizado “daños en una pieza que da al dormitorio, no siendo la primera vez que ocurre, habiendo realizado denuncias anteriormente”. Realizadas las actuaciones correspondientes, N.D.A.S, fue ubicada en Parque San Carlos, intervenida y derivada a la dependencia policial.